martes, 29 de noviembre de 2016

Muñecas Project Mc2

Este año hemos asistido a la aparición de nuevas colecciones de muñecas de las que todavía no he hablado, que giran en torno a dos temáticas: las ciencias y la tecnología, y el mundo de las superheroínas, estilo "magical girl" como Ladybug o bien como las famosas heroínas de DC cómics. Así que he decidido hacer un pequeño análisis de cada una de estas colecciones y su forma de venderlas. En este artículo comenzaré por las muñecas "científicas" de Project Mc2.

Project Mc2 es una nueva franquicia de muñecas creadas por MGA, la misma compañía que ideó las Bratz. Estas muñecas están teniendo una buena acogida en los Estados Unidos, con la aparición de nuevos productos que todavía tardarán en llegar a España, pero por aquí ya tenemos la primera ola de muñecas básicas, así como el llamado "bolso de espía", el "kit de laboratorio" y el diario interactivo. Parece que por fin MGA ha conseguido dar con un producto que puede volver a ponerle en la brecha del mundo muñequil, aunque el que vuelva a rivalizar con Mattel se antoja difícil. Por cierto que en España las está distribuyendo Famosa, pues claramente son una creación de MGA pero han debido de llegar a algún acuerdo aquí en España porque aparecen bajo la marca patria; no sé si pueden estar produciendo o colaborando en algún sentido. El caso es que, estando en España en manos de Famosa, hay muchas posibilidades de que todo el surtido que ya ha aparecido en USA termine llegando a nuestro país. Pero no se puede decir que sean "muñecas de Famosa" al uso, como la Nancy o el Nenuco.

Imagen promocional de estas muñecas en España, tomada de la web de El Corte Inglés.

El principal concepto en el que se basan las muñecas de Project Mc2 es el de "acercar a las chicas al mundo de la ciencia", y de hecho el eslogan de esta franquicia es "Smart is the new cool" (se podría traducir como "la inteligencia/ser inteligente es el nuevo cool /está de moda -en España se ha traducido oficialmente como "lo guay es ser inteligente"-). La idea para estas muñecas parte claramente del problema que se lleva advirtiendo de la menor presencia de las mujeres en el mundo de la ciencia; hay menos estudiantes femeninas en disciplinas tecnológicas y de ciencias puras en general, da la impresión de que las chicas están menos interesadas o motivadas en abrirse camino por allí, y por ello estas muñecas tratan de descubrirles a las niñas (a partir de los seis años) y preadolescentes lo fascinante que puede ser el mundo de las S.T.E.A.M., en inglés, Science (Ciencias, entendiendo por tales Química, Física, Biología...), Technology (Tecnología), Engineering (Ingeniería), Art (han incluido no obstante el Arte, lo cual me llama la atención), y Maths (Matemáticas). En torno a estas disciplinas se organizan los proyectos o experimentos que se proponen con cada muñeca, pues no sólo adquirimos esta, sino que en la caja se incluye un accesorio que, siguiendo las instrucciones propuestas, nos permitirá hacer cosas tan curiosas como una mini lámpara de lava o un colgante fluorescente. 



La muñeca básica de McKeyla, la protagonista, que incluye la carcasa de una lámpara de lava. Dentro de la caja vienen las instrucciones para fabricarla con ingredientes fáciles de conseguir.


Las muñecas incluyen una peana, peine y varios accesorios. Imágenes tomadas de amazon.com.

A su vez, pueden adquirirse maletines con más accesorios (de tamaño real) para continuar realizando experimentos, así como divertidos gadgets relacionados con el otro concepto en el que se basan estas muñecas: el mundo del espionaje. De ahí que muchos de estos artilugios o los propios maletines aparezcan "camuflados" con el aspecto de bolsos, útiles de belleza, etc. 


Los maletines para experimentos. Imágenes oficiales (España), tomadas de la web de El Corte Inglés.

Como es habitual a día de hoy, cada muñeca representa un personaje, cuya historia se nos cuenta en la serie de imagen real (en este caso no es de dibujos) del mismo título que podemos encontrar en Netflix (en castellano ya han aparecido tres temporadas). La trama tiene como protagonista a McKeyla McAlister (el título de la franquicia alude a la doble Mc del nombre de este personaje, una Mc al cuadrado que también hace referencia a la famosa ecuación), una espía adolescente que trabaja para una organización súper secreta que sólo tiene agentes femeninas. Infiltrada en un instituto para llevar a cabo una de sus muchas misiones, por fin se le permitirá echar raíces gracias a, curiosamente, ser descubierta por sus inteligentes compañeras, Bryden Bandweth, experta en últimas tecnologías y adicta al selfie, Camryn Coyle, que es la experta en ingeniería y por tanto, en construir artefactos (como su monopatín a reacción), y Adrienne Attoms, que se dedica a lo que ella llama "química culinaria" y es experta tanto en cocina como en reacciones químicas. McKeyla entonces deberá quedarse con este grupo para entrenarlas como espías, y por fin tendrá amigas. Y como vemos, cada uno de los cuatro personajes posee una especialidad, (McKeyla sería la menos definida poseyendo un poco de todas las habilidades), y se complementan en sus misiones (es gracioso el detalle de que todos sus nombres empiezan por la misma inicial, y parece que irán cubriendo todas las letras del alfabeto).


La muñeca básica de Bryden, la apasionada de la informática y las redes sociales, y su colgante fluorescente. Imágenes de amazon.com.

En cuanto al diseño de los personajes, cada una de las chicas tiene un estilo propio de vestir y presenta rasgos faciales y étnicos diferentes, con looks relativamente originales dentro del mundo muñequil (aunque podemos preguntarnos por qué Bryden evoca un poco a la Monster High Kjersti Trollson con gafas-pixel y todo, o por qué todas las amantes de las plantas tienen que ser pelirrojas -más abajo veréis a quién me refiero-). Esto hace que su aspecto resulte muy llamativo, y hay que decir que las actrices de la serie visten como las propias muñecas y se parecen a estas (o más bien sería al revés), y también utilizan en la serie los artilugios que luego pueden (o podrán) adquirirse en tiendas. En Estados Unidos ya han aparecido sets pequeños con artefactos tales como un detector de mentiras o un labial-grabadora. La propia McKeyla tiene un diario-tablet (una inteligencia artificial que camufla en una simple libreta, aunque el emoticono que la representa no deja de parecerme demasiado simplón) que puede remedarse con el "diario interactivo" que hay en tiendas, sustituyendo la tablet por nuestro propio móvil y descargando la app que permite completar el libro de actividades que incluye. También trae un rotulador de tinta invisible que se puede ver con una linternita especial, sonidos y una pulsera que interactúa con el "diario" (en este sentido me parece más completo que los diarios de otras franquicias).

El diario interactivo que simula ser un simple cuaderno. Imagen oficial (España) tomada de la web de El Corte Inglés.

Entrando en el análisis de las propias muñecas, estas están "completamente" articuladas (pueden adoptar cualquier pose y tocarse el rostro, si bien, como viene siendo habitual, el tronco es rígido y carecen de articulación en el tobillo), son bastante delgaditas y de aspecto adolescente, con grandes cabezas y largas melenas, con ojos de vinilo (no pintados), y largas pestañas postizas, lo que las hace diferenciarse de otras muñecas similares, y algo que me ha llamado la atención son sus pies. Esta es otra diferencia con las muñecas afines, ya que mientras que unas muñecas traen pie plano, otras traen pie en punta, no todas tienen los pies iguales. Es decir, McKeyla y Camryn (que tienen pies para zapato plano) no pueden usar los zapatos de Adrienne y Bryden (que traen pies de punta). No sé si esto puede suponer un handicap para estas muñecas, ya que dificulta el intercambio de zapatos entre ellas y el hacer cambios de estilo, que parece que MGA ha querido definirlo tanto que ha llegado a imposibilitar que algunas muñecas usen zapatos de tacón (al revés no pasa esto ya que están los típicos zapatos con cuña interna como los que usa la Barbie cuando lleva deportivas, por ejemplo). Curioso.


La muñeca básica de Camryn, la ingeniera. Incluye piezas para crear y personalizar un skate para la muñeca, en el que el personaje suele desplazarse. Imágenes de amazon.com.

En cuanto a la ropa y accesorios de estas muñecas, están realmente cuidados -luego se podría discutir si son un poco o muy estereotipados en relación a su rol en el grupo-, al menos dos de ellas incluyen gafas, y todas traen accesorios para el pelo. McKeyla sería la más hipster, el look de Bryden hace referencia a su pasión por la informática, el de Camryn es muy deportivo y la más girly sería Adrienne... que, un poco al estilo de lo que pasó con Draculaura, se está perfilando como uno de los personajes más populares. Quizá esto sea debido también a la dinámica de la serie: lamentablemente las personalidades de Bryden y Camryn están peor definidas (McKeyla es la prota, así que da igual porque siempre va a ser relevante en la trama), mientras que Adrienne tiene un carácter más marcado... Bueno, hay que comentar una curiosidad sobre Adrienne: es de origen español (sí, español de España XDD) e incluso al parecer su abuela española fue quien le enseñó los secretos de la química culinaria (?). Creo que esto puede haberse basado en la fama de los cocineros estilo Ferrán Adriá, porque si no, no me lo explico. (¿Tendrá alguna relación la inclusión de este personaje con Famosa? Porque hubiera sido más normal que fuera de origen latino...). Decir también que en la serie original Adrienne introduce muchas expresiones en castellano que con el doblaje al español lamentablemente se pierden, pero que le dan una característica forma de hablar, lo que sumado a su forma de ser, mezcla de algún que otro cliché de comportamiento español-latino y de la típica personalidad "girly" (femenina), terminan por convertirla en el personaje más individualizable y que quizá, pueda resultar más simpático a la audiencia infantil. La comparo con Draculaura porque parece que al final, el personaje vestido de rosa es el que más llama la atención, pero quizá sea porque es el que mejor encarna el contraste entre lo tradicional (dulce, rosa, femenino tópico) y lo nuevo (gusto por las ciencias en este caso; color negro y monstruos en el otro). Además todo el asunto de la cocina con experimentos químicos quizá resulte un poquito más original y accesible que los experimentos de otro tipo que, en una serie de estas características, terminan por convertirse en ciencia "muy de película".

La muñeca básica de Adrienne, la experta en química, y su volcán. Imagen tomada de amazon.com.


En estas imágenes (amazon.com) se pueden apreciar los ojos de vinilo de las muñecas, sus largas pestañas y cómo les quedan las gafas. Creo que los rostros son uno de los puntos fuertes de estas muñecas.

De hecho, entrando ahora en lo que es la crítica de la serie que se ha creado para vender estas muñecas (no tiene otro fin, después de todo), personalmente tengo que decir que no me ha gustado. Mientras que otras series (en este caso animadas), aunque se trate de productos infantiles con un fin comercial, se siguen con bastante gusto e incluso son entretenidas y tienen su intríngulis, en el caso de esta la he encontrado demasiado exagerada en su planteamiento y muy, muy infantil, casi a veces hasta extremos sonrojantes. Quizá el problema, aparte del hecho de ser de imagen real, por lo que quizá estás esperando un poco más de verosimilitud, sea que hayan mezclado el tema de la promoción de las ciencias entre el público femenino, con el tema de los espías adolescentes, y todo regado de clichés sexistas pese a todo. Me explico.

Imagen promocional de la serie de Netflix.

Yo entiendo la intención de estas muñecas y me parece buena. De hecho, las muñecas en sí, y los experimentos que las acompañan, me parecen una forma muy original de plantear unos juguetes. No tengo gran cosa que objetarles en tanto que tales. Incluso entiendo los artilugios "de espía" de juguete, como una barra de labios para mandar mensajes secretos y otras cosas así. Como juguetes, funcionan. Pero cuando se trata de armar una serie con esos elementos, el problema es que, quizá, deberían haberse decantado por uno de los dos aspectos y no entremezclar ambos. Una buena serie habría sido simplemente que un grupo de amigas aficionadas al estudio de las ciencias y la tecnología utilizaran sus habilidades y saberes para ayudar a sus compañeros de clase o familiares, o que incluso creasen por su cuenta un "club de detectives" o algo parecido y empleasen los artefactos ideados por ellas mismas para resolver los casos (como sucede en la serie original) pudiendo llegar a "salvar el día". Pero en este caso decidieron ir más allá, y los problemas de credibilidad empiezan cuando se mete una organización de espionaje "de verdad" y supervillanos por el medio y a adolescentes salvando el mundo. El tratamiento de sus misiones termina por ser tremendamente infantiloide y la propia serie se lo toma todo muy poco en serio (la ambientación, decorados, la actitud y reacciones de los personajes, todo está muy exagerado, y mira que estoy acostumbrada a las series de este tipo). Encima, como son agentes secretas, no pueden contar a nadie ninguno de sus logros, por lo que ¿de qué sirve que sean genios de las ciencias y salven el mundo si nadie se va a enterar? Si se trataba de promocionar el gusto por las ciencias, los personajes deberían ser recompensados por sus habilidades públicamente, no que al final, en el fondo, parezca que deban seguir pasando por "chicas normales un poco excéntricas si acaso". La serie y la propia franquicia no deja de partir en el fondo del cliché de que "para las chicas lo más importante es ser fashion" (algo que se relaciona con la necesidad de vender muñecas maniquí, no hay que olvidarlo) y por eso se hace tanto hincapié en "hacer ciencia con estilo" para "atraer" a las chicas, como si no se las pudiera atraer con la ciencia en sí, y de ahí que Adrienne sea el personaje que mejor encarne este concepto. Por otra parte que para que las chicas destaquen en ciencia sea preciso crear un grupo exclusivamente de chicas, que hagan las misiones, es más, que la propia organización secreta esté compuesta sólo por mujeres, hace que todo se vea aún más irreal, más extraño, incluso que resulte preocupante (¿hay que eliminar a los chicos para que las chicas puedan usar sus habilidades, destacar, y demostrar sus gustos "raros", "poco femeninos" sin sentirse cohibidas por, no sé, no gustar?) y termine por resultar más sexista al final, excluyendo a los varones como amigos y compañeros en el mundo de las ciencias pero también del espionaje. ¿Por qué hay que dejar a los chicos fuera de la ecuación? 






Las muñecas que todavía no han aparecido en España: Ember Evergreen, y su jardín en miniatura (a esto me refería con que parece que todas las amantes de las plantas son pelirrojas), y Devon D´Marco, con su pintura en relieve. Imágenes de amazon.com.

Esto, traducido al mundo muñequil, implica que vamos a tener más muñecas, pues ya han aparecido en la serie nuevas "chicas especiales" como la botánica-amante de las plantas-ecologista y la artista-grafitera (cuyas imágenes he puesto más arriba), así como nuevos modelos de las básicas, con nueva ropa y experimentos, pero ningún chico (y a menos que les dé por sacar algún personaje secundario como interés amoroso, lo cual dudo, han blindado la imposibilidad de que lleguen a existir personajes varones con eso de que sólo pueden formar parte de la organización mujeres). Como si el que apareciesen chicos fuese a crear problemas o rivalidades con las chicas o como dando a entender que, en el fondo, los chicos podrían hacerlo mejor o son los que van a hacer las "cosas serias". Todo este mundo de Project Mc2 termina por verse como muy aislado y fantasioso, como un grupito privado para hacer experimentos pero sin una verdadera traducción en el mundo real, algo que realmente anime al público femenino a tomarse en serio estas disciplinas más allá de un juego curioso e intrascendente. Aunque los propios juguetes se proponen como experimentos sencillos, se podría profundizar más en sus causas (se ofrecen explicaciones, sí, pero superficiales), entrando en la ciencia que hay detrás verdaderamente, para enseñarla, -es que al final cualquier "juguete de ciencias" resulta más completo- y aunque como digo, como juguetes a mí me parecen una novedad muy interesante y se avecinan otras aún mejores (como el coche), me pregunto si verdaderamente cuentan con solución de continuidad o una vez pasada la novedad terminarán por perder fuelle. No sé si podrá sostenerse como franquicia mucho en el tiempo. Así que la idea me gusta, el cómo se lleva a cabo, no, y me resultan interesantes las muñecas y los juguetes pero nada la serie y el marketing, y no me parece que se esté construyendo un universo detrás lo suficientemente sólido. El tiempo dirá. Y no hay chicos al mismo nivel que las chicas. Lo cual, proviniendo de MGA, creadores de los BratzBoys, es casi lo peor de todo.

El coche de Project Mc2, que todavía no se vende en España, tiene tubos de escape que emiten vapor de agua (pero no, no funciona con agua, sino con pilas, lástima). Es a control remoto. Imagen de amazon.com.

En Youtube podemos encontrar numerosos video-anuncios y pequeños especiales hechos por las propias actrices, que realizan experimentos reales en ellos además de presentar los juguetes. Están en inglés pero quizá sea uno de los aspectos más interesantes de esta franquicia, y casi recomiendo más estos vídeos que la serie en sí. Que no niego que al público infantil no le pueda entretener, pero sí que afirmo que, si la intención era promover el gusto por las ciencias y su aplicación práctica, igualmente ambientada en un instituto pero con una trama más realista, y personajes mejor definidos (y menos estereotipados) habría resultado un producto muchísimo mejor y sí habría cumplido con su supuesto objetivo, que es promover el estudio de las ciencias. De esta manera se queda en una serie que no se preocupa mucho por ofrecer explicaciones de ciencia reales, educativas, y en cambio se llena de esos típicos parlamentos de los personajes hablando de manera "científica" y "súper-complicada" pero sin decir nada realmente, dando soluciones más fantasiosas a los problemas que otra cosa. Vamos, que no la considero un buen producto para promover el gusto por la ciencia real y no sólo un acercamiento superficial y típico a esta. Existen formas de hacer atractivo este tema sin recurrir a los tópicos de siempre.

El "detector de mentiras" -que se camufla como una caja de caramelos-es uno de los "mini-experimentos" o gadgets que ya se venden en Estados Unidos, dada la buena acogida de esta nueva franquicia. Es de esperar que, si todo va bien, lleguen a España. Imagen de amazon.com.

Aparte, el marketing de esta línea de muñecas me parece un agravio comparativo hacia las Ciencias Sociales y las Humanidades: si estar más interesado en estas, es ser tonto o tonta, pues vaya. Que además suelen ser las disciplinas hacia las que socialmente suelen ser dirigidas las mujeres, por lo que, qué casualidad, aquello en lo que hay más chicas, casi siempre está considerado como peor. Por otra parte aunque "ciencia" se asocia a las llamadas ciencias puras o exactas, todo es en realidad ciencia: el propio arte es objeto de estudios científicos en tanto que arte, es una disciplina seria como las demás, -me sorprende que lo hayan incluido como materia con la que experimentar, aunque supongo que es para "atraer más a las chicas" con algo más "familiar" para ellas- y de igual manera tenemos la ciencia del Derecho, de la Educación, de la Literatura, la Filosofía, la Sociología, etc. 

Además, el propio eslogan "lo guay es ser inteligente" implica que, hasta este momento, las chicas, para ser femeninas, para ser "cool", debían ser o parecer unas tontas superficiales, lo que supone en parte reforzar ese estereotipo. Entiendo lo que el eslogan quiere decir, la intención, pero de nuevo, está mal asociar "inteligencia" a un único tipo de disciplinas científicas (curiosamente, los campos científicos asociados a lo masculino; esas son las que valen, las que molan). No sé, me parece un marketing desafortunado que como siempre en el mundo muñequil, parte de clichés muy cerrados sobre lo que es una chica y lo que le gusta o debe gustar. Tampoco entiendo por qué sólo hay que conseguir que las niñas se interesen por la ciencia: ni las chicas por ser chicas presentan menos interés (que se lo quiten o las orienten hacia otro lado es otra cosa, pues queda claro que hasta ahora, las chicas eran "unas tontas" a las que sólo les interesaba la moda y maquillarse-y por cierto, les debe seguir interesando forzosamente-) ni los chicos por ser chicos ya nacen sabiendo y entendiendo matemáticas o física. ¿Cuántos chicos hay a los que ni siquiera les gustan las ciencias o son malos en ellas? Pero bueno, últimamente sólo se pueden vender muñecas a las niñas y por tanto, casi casi parece que hay que aislarlas y hacer todo lo posible para evitar que caigan en manos de algún niño varón que pueda tener interés en la lámpara de lava de McKeyla o en McKeyla en sí. No deja de ser un contrasentido, si ser "científica" es "cool" ¿por qué aislarlo del resto de aspectos de la vida y de la sociedad? ¿Por qué ocultarlo como en el fondo sucede en la serie (de hecho el hincapié que se hace en la publicidad de que son "chicas normales muy inteligentes"... es preocupante: a ver, o son normales o son muy inteligentes, no sé por qué tendrían que avergonzarse por ser esto último o por no ser "normales")? Lo más triste es que todo esto se ampara en los intentos por promover la ciencia entre las estudiantes, por lo que parece positivo y muy bonito, pero la forma de plantearlo es de lo más rancia y sexista. Es como viajar atrás en el tiempo, aunque el envoltorio sea muy moderno y parta de buenas intenciones. Las mismas de las que se suponía que partían las nuevas fashionistas de Barbie y que ya critiqué en su día, porque el resultado va contra lo que se dice defender. Aunque se intente luchar contra el estereotipo de que a las chicas no les gustan las ciencias, al forzar el que todo sea muy femenino para justificar que hacer ciencia mola porque puedes ser cool, estar en la onda, y que puedes seguir siendo femenina "pese" a ello, lo que se refuerza es que esto último sigue siendo lo más importante para una chica, y que las ciencias están muy bien pero son secundarias, porque en el fondo lo que define a una chica como tal es ser "una chica" conforme a los cánones y clichés, y no lo que le haga o a qué se dedique, eso es un añadido (y si es cool mejor). Vamos, que luchar contra un estereotipo con otro estereotipo igual de tonto no es la mejor idea, por muy buena intención que se tenga.

El labial-grabadora (todavía no se vende en España). Creo que es un poco cantoso (¿por qué tiene pilas tu labial? XD) pero al menos el mensaje grabado sólo puede escucharse cuando se coloca en la polvera, así que está seguro. Imagen de amazon.com.

En fin... no creo que deba despertarse el interés por la ciencia de maneras distintas en función del sexo, sino haciendo que las ciencias resulten verdaderamente amenas, prácticas y accesibles. 

Como resumen: las muñecas y los juguetes en cuanto tales, están bastante bien, pero como fomentadores de la ciencia, no tan bien. Pese a ello, y en tanto que con sus juegos las niñas y niños pueden hacer lo que les dé la gana con ellos, pueden constituir una buena opción de compra (también para los coleccionistas), suponiendo algo nuevo y fresco en el mundo muñequil sobre un concepto poco utilizado. Lamentablemente la forma de vender estas muñecas, el desarrollo del concepto, y la serie no me gustan nada, sobre todo por darle más importancia a la trama absurda de espías que a la ciencia. Y esto a la postre sé que va a lastrar el desarrollo de una idea bastante buena... si no hubiera sexismo de por medio. 

Como curiosidad final, decir que la líder de la organización de espionaje ultra secreto, que vemos siempre a través de una pantalla y cuyo nombre en clave es Codorniz, es la actriz Danica McKellar, (pareciera que el nombre de la protagonista se basa en su apellido ¿verdad?), la famosa Winnie Cooper de la serie "Aquellos maravillosos años", que es matemática en la vida real. Es decir, es una científica en la realidad, como sucede con Mayim Bialik (Amy Farrah Fowler en Big Bang Theory o la inolvidable Blossom). Danica McKellar incluso escribió un libro para demostrar a las chicas que las matemáticas pueden ser divertidas y luchar contra el estereotipo de que las ciencias y en concreto las matemáticas no son para ellas -al parecer es un estereotipo muy arraigado en USA; en España yo creo que las matemáticas tienen el sambenito de ser aburridas e incompresibles para todos en general, sin más-. Me figuro que la contrataron por todo esto, pero no puedo dejar de pensar que está muy desaprovechada. Si no lo llego a mirar en la wikipedia, ni idea tenía de que era matemática. 

Y este ha sido otro de mis artículos de crítica, que llevaba un tiempo sin hacerlos XDD. El próximo, sobre otro tipo de heroínas.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Las otras Princesas Disney: Princesas de Simba Toys

En anteriores artículos he hablado de las muñecas de Princesas Disney de Hasbro y Mattel. Esta última empresa estuvo fabricándolas hasta 2014, pues fue a finales de ese año cuando Disney le da la franquicia a Hasbro, aunque aún hasta este año 2016 sigamos teniendo a las Princesas de Mattel en el mercado. Pero ¿y antes de Mattel? Pues antes de Mattel estuvieron las Princesas Disney de Simba Toys.

Esta empresa alemana obtuvo la licencia para fabricar muñecas de las Princesas Disney en 2001, para Europa, y no la perdió hasta 2011, después del estreno de Enredados. A partir de ese año Mattel fabricaría las muñecas para todo el mundo. Mattel ya tenía la licencia en exclusiva de la franquicia de Princesas Disney desde el año 2000 (fecha de creación de la franquicia de las Princesas como tal) para producirlas para su venta en toda América (norte y sur), pero hasta 2011 no la obtuvo para Europa. Así que durante 10 años, los europeos tuvimos unas muñecas de Princesas Disney diferentes. Qué cosas. (Por supuesto, me estoy refiriendo siempre a las muñecas maniquí de no más de treinta centímetros. Cuando se trata de otro tipo de muñecas, hay otras marcas y compañías que están produciendo bajo el sello Disney: muñecas grandes tipo bebé, muñecas de trapo, muñecas tipo Nancy, etc.).

En esta wiki en portugués encontraréis información muy completa sobre la creación y desarrollo de la línea Princesas Disney (no conseguí dar con tanta información en español). Esta franquicia fue idea de Andy Mooney, presidente de Disney Consumer Products, entidad encargada de los temas de merchandising de Disney (y de las tiendas Disney Store). Mooney había observado que las niñas se disfrazaban de princesas con trajes que no eran oficiales, sencillamente porque Disney no los producía. Hasta ese momento, aunque se lanzaban algunos productos con el tema "Princesas", no existía una línea de merchandising propiamente dicha. Mooney la creó y no tardó en convertirse en todo un éxito, hasta el día de hoy. Incluso la aparición del salón de belleza Bibbidi Bobbidi Boutique en los parques Disney, a partir de 2006, fue resultado de esta iniciativa. Y entre los productos ofertados tenían que estar, por supuesto, las muñecas. Aunque Mattel ya venía colaborando con Disney en la fabricación de muñecas desde 1996, no fue hasta la creación de la línea de Princesas Disney como tal que las ventas se dispararon; además se creó una marca y una guía de estilo que unificaba el modo de producir y vender estas muñecas y sus productos relacionados. Es lógico que después de todos esos años produciendo estas muñecas, Mattel sufriera un duro revés al quedarse sin esta franquicia. Pero volvamos a Simba.

Simba Toys pertenece al grupo empresarial alemán Simba Dickie Group, fundado en 1982, y en el ámbito muñequil es una empresa conocida por sus muñecas Steffi Love y Evi Love (o Jenny y Laura en España; ignoro el por qué del cambio de nombre pues hasta hace unos pocos años se las conocía por su nombre original). A ojos actuales, las muñecas de Simba parecen muñecas de aspecto "más barato" y clásico, aunque los materiales empleados sean de buena calidad. No obstante las ropas son "más de muñeca", más a la antigua usanza, con tela de "disfraz", y Simba ha innovado poco en el diseño sobre todo corporal de sus muñecas, que pueden resultarnos poco atractivas comparadas con las que existen actualmente. Sin embargo Simba se ha especializado en ofrecer con estas muñecas accesorios muy interesantes que sin duda son los que hacen que estas muñecas se sigan vendiendo bien. Sobre esto volveré luego.

En el momento en el que Simba obtiene la licencia, sin embargo, el modo de entender las muñecas que ofrecía era similar al de Mattel. Aquí vemos algunos ejemplos de muñecas básicas. Las Princesas de Simba sin duda se caracterizaban por sus caritas dulces y su ropa de aspecto brillante, muy de muñeca.



Princesas Disney de Simba Toys: Cenicienta, Aurora, Ariel y Bella. Imagen tomada de ebay.com

Ya desde los primeros años de esta franquicia, podemos ver ciertas características que se repiten y que llegan hasta Hasbro: muñecas básicas, otras con trajes aparecidos en los filmes que no son el básico, packs con dos vestidos (por ejemplo, Bella y Cenicienta con su vestido de diario y su traje lujoso), las mismas muñecas con trajes especiales que no aparecieron en las películas... y mucha purpurina (los trajes brillantes son una constante de esta franquicia; en este vídeo de Youtube de un anuncio original podéis comprobarlo):


Aquí tenemos a Blancanieves de Simba, con su traje de novia y su traje de lujo, creados para la ocasión.
Imagen tomada de ebay.com 

También se lanzaron muebles y casas (genéricos, es decir, no tematizados en función del personaje de cada Princesa, al estilo de Mattel; en la foto de más abajo correspondiente a la parte posterior de una caja se aprecian una carroza y un palacio), accesorios e incluso figuritas, por lo que como se ve la forma de vender la franquicia no ha variado en lo esencial:


Imágenes tomadas de ebay.com

Mención aparte merecen los Príncipes. En el aspecto positivo, tenían el traje completo de tela; en el negativo, el material con el que estaba fabricado, que creaba un efecto muy de "disfraz". Por otra parte el pelo estaba pintado, y ahora se vuelve a eso con los muñecos masculinos (¿es que no avanzamos o qué?). Sobre los rostros, los resultados eran dispares. En los ejemplos que he puesto, podemos ver que el Príncipe de Cenicienta les quedó realmente bien, (y mira que debe de ser uno de los Príncipes Disney más complicados para conseguir que resulte atractivo) y con Eric (el de la Sirenita) también consiguieron un resultado bastante decente: 



Aladdin no está mal, pero Felipe (el de la Bella Durmiente)... les salió un poco creepy:

 

Imágenes tomadas de ebay.com

Por cierto, también sacaron  a los enanitos de Blancanieves, porque también tienen derecho ¿no?:


Gruñón (o Grumpy) con su cama y todo. En la parte posterior de esta caja se puede ver que se vendieron todos los enanitos. Imágenes tomadas de ebay.com

Posteriormente se lanzaron ediciones de Blancanieves con los siete enanitos en una caja, y de las otras Princesas con algunos de sus compañeros en las películas (Bella con Lumière, Cenicienta con los ratoncitos, Jasmin con Abu, etc.). En el "primer período Simba" de las Princesas Disney se puede decir que las protagonistas eran las Princesas clásicas junto con Ariel, Bella y Jasmin. De ahí que se le prestara una atención, por ejemplo, a Blancanieves, que no se le prestaría a día de hoy, en mi opinión (no me imagino a Hasbro lanzando a los enanitos, pero nunca se sabe).

En la primera época las protagonistas de esta línea fueron variando: en un primer momento se llegó a incluir a Esmeralda de El Jorobado de Notre Dame y a Jane Porter de Tarzán, pero ya desde el propio año 2000 en el que se crea la franquicia se las retiró por no encajar en el perfil de Princesa buscado, o de personaje "princesificable" (por ejemplo Mulan pese a no ser una princesa permanece en la franquicia). Luego a las muñecas de Simba se sumarían Pocahontas, Mulan, Tiana y finalmente Rapunzel. Simba llegó a lanzar a Rapunzel (aquí en el blog de Plastiku Czar podéis ver unas fotos -cuesta encontrarlas-), a Flint y al caballo Maximus antes de perder la licencia. Incluso lanzó a una Rapunzel a la que se le iluminaba el pelo. Aquí podéis ver un vídeo de Youtube con el anuncio original de la Rapunzel a la que se le podía cambiar el cabello de color.

En mi opinión, lo más positivo de estas muñecas eran sus rostros, que eran bastante tiernos y amables en general -discusiones sobre su parecido al personaje original aparte-, y sus complementos. También la creatividad a la hora de implementar "acciones" en las muñecas, como lo que comentaba del pelo luminoso de Rapunzel.

Y finalmente Mattel consiguió ser la única fabricante de muñecas de Princesas Disney... hasta que perdió frente a Hasbro. 

Decir que Simba no ha dejado de fabricar princesas, aunque ahora son sus propias interpretaciones. Una de las más divertidas es la de la pequeña Evie (Laura) como Rapunzel, que incluye la torre de la princesa. 
Esto sí es una larga melena.

Imágenes tomadas de la web oficial de Simba Toys.

Por cierto que la versión alternativa de Simba de la Rapunzel adulta (Steffi Love o Jenny como Rapunzel) tiene una de las melenas más largas del mundo muñequil, y la encontramos en diversos modelos.


Imagen tomada de la web de Poly Juguetes, la tienda que distribuye principalmente esta marca.

Simba también ha lanzado hadas y sirenas siguiendo las modas y estilos que marcan las marcas más potentes. En su web oficial podéis ver su catálogo, aunque luego, en España por ejemplo, vamos a poder encontrar otras muñecas y modelos también. 

Como decía más arriba, Simba sigue produciendo muñecas con su marca propia, Steffi Love y la versión infantil, Evi Love. Simba ha dedicado al personaje infantil una línea propia, algo que por ejemplo Mattel no ha hecho con Shelly (Chelsea actualmente) que sería su homólogo muñequil (ciertamente hay algunas cosas dirigidas a la hermanita pequeña de Barbie, pero no llegan a poder ser consideradas una línea aparte de la de la propia Barbie). Y como comentaba, lo más atractivo de estas muñecas son sus accesorios. Laura (Evi Love) cuenta con cosas tales como ponies, coches, muebles, una casita del árbol, un palacio en su versión de princesa, mascotas, etc. También ha tenido una autocaravana, por ejemplo, y otros accesorios que la equiparan a las muñecas adultas en versión mini. En España la licencia se vende bajo el nombre de Jenny, la muñeca adulta, que incluye también las cosas de Laura/Evi Love bajo su logo, si bien en las referencias de producto se las considera como una línea aparte (la de Laura). Decir también que últimamente el diseño de Laura ha cambiado respecto al de Evi Love, para hacerla más atractiva estéticamente y algo más chiquitita (aunque la original terminaba por resultar entrañable). 

Incluso hay una Laura (Evi) astronauta, uno de los modelos más curiosos.
La casita de árbol de Laura (Evi Love). Imágenes tomadas de la web oficial de Simba Toys.

En cuanto a Steffi Love (Jenny) también vamos a encontrar accesorios para esta muñeca muy variados, bastante funcionales y como decía, de buena calidad. Son el tipo de accesorios, al igual que los de Laura, que apetece personalizar repintándolos, por ejemplo, y que son compatibles con las muñecas del mismo tamaño. A veces estos accesorios y muebles no se ofertan en otras marcas de muñecas, de ahí su interés.

 Los sets plagados de accesorios son algo típico de esta marca. De este modo compite con otras marcas más potentes en el mercado muñequil.

Un set de habitación para Laura muy interesante y funcional. Se puede apreciar el nuevo diseño de la muñeca. Imágenes tomadas de la web de Poly Juguetes.

Decir también que Jenny ( Steffi Love) presenta algunos modelos interesantes. Uno de ellos que está en el mercado actualmente es la Jenny embarazada, con su pareja y una Laura. En el caso de Mattel la Barbie embarazada levantó polémica, a causa de una ideología demasiado conservadora, y hace años que no se vende ningún modelo similar, sin embargo la muñeca de Simba ahí está, con total naturalidad, ni ha sido noticia ni ha sido criticada. ¿El mercado europeo es quizá diferente en este sentido?


Imagen tomada de la web de Poly Juguetes. Ahora venden un modelo con un look más moderno, pero he puesto esta foto para que se vea el mecanismo de la barriga.

Otros modelos curiosos son los que lucen ropa de otras franquicias, como Hello Kitty o Bob Esponja. Es una forma de conseguir esta ropa que luego pueden vestir otras muñecas que nos gusten más desde el punto de vista estético. Porque este es el problema que le veo a Jenny/Steffi Love a día de hoy. Sinceramente, no me resulta una muñeca especialmente atractiva, ni en el diseño corporal ni en el facial (lo han ido modernizando un poco, pero se la sigue viendo como una muñeca muy "estándar"). Aunque sus productos poseen unos precios bastante competitivos, tampoco son particularmente baratos, y si sigue vendiendo bien es sobre todo por los accesorios como he comentado, ya que muchas veces ofrece cosas que no encuentras en muñecas similares como Barbie, (he visto un estudio de baile, con barra, espejo y la muñeca bailarina, que tiene incluso un colorido realista -y eso en el mundo muñequil actual llama muchísimo la atención-) y de buena calidad (aunque el catálogo de Jenny para España es más reducido que el de Steffi Love). En el caso de la versión infantil, Laura (Evi Love), el catálogo que ofrece de accesorios para la pequeña muñeca es impresionante comparado con lo que hay en el mercado para muñecas de similar tamaño, y en algunos casos, bastante original (aunque de nuevo, en España sea menos variado que el original). Pero el concepto de muñeca que maneja esta compañía sigue siendo de lo más clásico, y sigue yendo un poco a rebufo de lo que hacen las compañías que dominan el mercado, ofreciendo princesas, mundos de fantasía y entornos cotidianos, y con muchas menos variantes en cuanto a color de piel y aspecto de la muñeca básica (en el caso de Evi Love/Laura sí podemos encontrar más modelos diferentes en este sentido). Porque en el fondo la muñeca es un mero maniquí y siendo consciente Simba de que hay muñecas "más atractivas" en el mercado, la emplea como excusa para sacar todo lo demás que sí puede llamar la atención de sus compradores. Eso es lo que pienso. 

Eso sí, esto demuestra que una línea de muñecas puede mantenerse perfectamente en el mercado sin necesidad de cambios drásticos en el aspecto o en el concepto, simplemente potenciando sus puntos fuertes. ¿Qué estaría bien que innovase? Por supuesto. De hecho podría volverse muchísimo más interesante con cambios en el aspecto de la muñeca, incluyendo más modelos variantes, personajes masculinos mejores y más variados (los muñecos varones de Simba, lo siento mucho, me parecen bastante feos de cara), ropa más elaborada y con más detalles, y haciendo algo tan simple como cambiar el color de los accesorios por tonos más realistas, ya que el diseño de los mismos a menudo está bastante bien. Estoy segura de que despertaría mucho más el interés de los posibles compradores, desmarcándose del resto de marcas y sobre todo no dependiendo tanto del éxito de otros. Porque también ahora esta línea de muñecas se enfrenta al éxito de muñecas con otras proporciones y concepto. Aunque como vemos, también se están produciendo regresiones en este sentido (falta de articulaciones, cabello y partes pintadas, etc.). El caso es que las muñecas Love ahí siguen, conservando su nicho de mercado, pero al mismo tiempo pienso que ya han tocado techo, es difícil que puedan vender más sin cambios. Están autolimitadas a lo expuesto, en mi opinión. 

Para terminar, decir que estaría bien que alguna de las demás empresas que crecen a la sombra de las gigantes jugueteras se atreviera a innovar en el mundo muñequil. Sobre todo en cuanto al tema del sexismo y la forma tan conservadora de enfocar y vender las muñecas del que ya se ha hablado muchas veces en este blog.

viernes, 14 de octubre de 2016

Mis Princesas Disney de Hasbro: diferentes tallas y precios

Después de una temporada larga sin actualizar el blog ¡he vuelto! La siguiente es una entrada que llevaba preparando hace tiempo, una de mis entradas largas, largas, para compensar un poco esta ausencia. Espero que os guste.

He descubierto algo respecto a las muñecas de Hasbro de las Princesas Disney que ignoraba hasta que me hice con otras tres aparte de mi Elsa: ¡tienen diferentes estaturas!

En esta foto podéis apreciarlo (creo que fotografiar muñecas no es lo mío, pero bueno XD):


La más alta de todas es Elsa, seguida de Mérida y Anna, que son de la misma estatura, y finalmente tenemos a Rapunzel, la más bajita. Si os fijáis, hasta sus manos son más chiquititas que las de las demás. Ignoro la altura que tienen el resto de muñecas, y si hay alguna otra tan bajita como Rapunzel; en las cajas es un poco difícil de apreciar, hay que compararlas. Otra cosa que me llama la atención es que todas tienen diferentes tonos de piel: Elsa es la más pálida de todas, más que Mérida, y Anna es la que tiene el tono de piel más oscuro. 


Quise coleccionar a las cuatro Princesas aparecidas en películas de CGI, porque después de tener a Elsa, quise conseguir a Anna, y luego me di cuenta de que Rapunzel me gustaba mucho. Quizá su rostro no es tan fiel al de la película como el de las muñecas de Frozen, pero se me hacía muy entrañable y ahora me encanta. Y como quedaba un poco sola al lado de las otras dos, me decidí a comprar a Mérida también, y encontré una con los rizos esponjados, perfectos (hay otras que vienen con ellos más aplastados); es gracioso porque ahora tengo dos parejas de muñecas formadas por una pelirroja y otra rubia. Me imagino que Mérida y Rapunzel son muy amigas, y que de alguna forma Mérida cuida de Rapunzel (en un universo alternativo). Aunque Rapunzel también cuidaría de Mérida... Una cosa que siempre me pareció mal de la película Brave es que Mérida no tenga ninguna amiga o amigo. Independientemente de que seas chico o chica, salir a recorrer el bosque tú solo, por mucho que te acompañe un caballo (que en la película está tratado como un animal realista, no es uno de esos animalitos parlantes de Disney o de la propia Pixar) es peligroso. Cuando está trepando por la cascada, yo no dejaba de pensar al ver esa escena que si Mérida se lastima ¿quién la auxilia? ¿Su caballo? Todo el mundo sabe que es mejor ir acompañado cuando vas a la montaña, a hacer deporte, etc. Y además, siendo como es una princesa, o esos bosques están cerrados y muy bien custodiados ¿o nadie se plantea que puede haber gente que quiera secuestrar a la princesa? Puede haber maleantes por allí, aparte de animales salvajes, y vale, Mérida sabe defenderse, pero si te superan en número y también van armados... o simplemente por el tema de los accidentes (¿y si se cae del caballo y se da un golpe en la cabeza?), Mérida no debería salir a cabalgar sola, y es raro que ni Elinor ni Fergus se preocupen por esto más allá del "es inadecuado para una princesa". Aunque la película la protagonizara un chico, criticaría esto mismo. En La princesa cisne, por ejemplo, al príncipe lo acompaña su amigo cuando va de caza y por ahí. Es lo lógico. Además, durante la época en la que transcurre Brave, lo usual era que las princesas tuvieran una dama de compañía o algo parecido. No sé, en general, siempre me ha dado pena que Mérida estuviera tan sola, que no tenga a alguien con quien charlar de su edad, o simplemente que se la vea relacionarse con más gente aparte de su familia, y no hay una justificación clara para esto, como sí sucede en el caso de la pobre Rapunzel. ¿Tal vez Mérida no encuentra a nadie que la comprenda? Así que he decidido que estas dos pueden ser muy buenas amigas, ya que Rapunzel es muy abierta y feliz, y no tiene prejuicios sobre lo que una chica debe hacer. Me imagino a Mérida enseñándole a pescar y tirar con arco y a Rapunzel enseñándole a hacer manualidades XD. Además si alguna se hace daño, Rapunzel tiene el pelo mágico que lo cura todo XDDD.


Mi idea es dejar a las muñecas de Frozen más "de exposición" (sobre todo a Elsa, jeje) y trastear algo más con las otras dos (aunque con cuidado, porque al material con el que están hechas las faldas de Rapunzel y Mérida, cuando se dobla, le queda la marca, por lo que no es buena idea guardarlas sentadas). 

Así, lo primero que hice en cuanto conseguí a Rapunzel fue trenzarle el pelo (realmente la quería para eso XD):


Me gustaría también coserle un traje a Mérida, el traje sencillo con el que aparece en la película. Como sí que me da un poco de miedo que esas mangas de gasa que trae se puedan estropear si la ando vistiendo y desvistiendo mucho (a estas muñecas no se les sacan las manos como a las MH), mi idea es coserle un vestido para ponerle por encima del que ya trae, funcionando este como "ropa interior" o de verano. Al fin y al cabo el traje original de Mérida se ve muy abrigadito. O por lo menos hacerle una capa, o algo. No sé cuando lo haré, pero me gustaría.


Eso sí, algo que tengo que hacer obligatoriamente es coserle una capita y un gorrito rosas a Anna, y unas manoplas para completar su traje (es la única pega de esta muñeca básica; como todas las muñecas sólo traen un traje, no le han incluido la capa y lo demás). Estoy buscando tela de gamuza o una tela fina que no se deshilache para hacerlo. 

Realmente no siento mucho interés por las versiones más lujosas de estas muñecas, que traen incluso vestidos bordados: me gustan mucho más estos trajes básicos: en el caso de Rapunzel y Elsa, son más fieles a la versión animada que los de otros modelos (por ejemplo, el traje de la Rapunzel para peinar no trae mangas largas).  


Y ahora quiero hablaros de los precios tan dispares que poseen estas muñecas (hablo, en todo momento, de este modelo básico). Resulta que, dependiendo del sitio, las podemos, o pudimos, encontrar por precios que fueron desde los 13, 13 euros a los 19, 99 euros. ¿Cómo es esto posible?

Los precios más baratos y más caros que les fueron poniendo a estas muñecas son los siguientes (por supuesto, habrá más sitios donde las venden, pero estos son los que conozco):

-Tiendas pertenecientes a Jugueterías Reunidas, que por lo menos antes del verano las tuvieron -luego no aparecieron en el catálogo de verano ni aparecen en el de "vuelta al cole", pero confío en que hayan mantenido el precio- por sólo 13, 13 euros (el problema es que tengan el modelo que buscas, pero merece la pena que vayáis a mirar a las jugueterías pequeñas antes de comprar una de estas muñecas, aunque es posible que ya les hayan subido el precio).

-Toy Planet, que igualmente antes del verano las tuvieron anunciadas a 13, 90 euros. Lo que sucedió por lo menos con las tiendas Toy Planet de donde vivo es que las muñecas de Princesas Disney y Frozen de Hasbro no terminaban de venir, y ahora que por fin han llegado, la oferta ya pasó y están al precio de 16, 99 euros (y en algunas tiendas inflan el precio de las muñecas Frozen un euro más).

-Toys´rus, donde estuvieron a 14, 99 euros, precio de catálogo hasta el 3 de julio, pero les fueron subiendo el precio y hoy la línea de Princesas Disney está a ¡19, 99 euros! Cosa aparte son las muñecas Frozen que lo mismo tienen modelos por los 14, 99 euros (las de Frozen Fever) que a 19, 89 euros. ¿Justificación? No se la veo.

-Juguettos les puso a las muñecas un precio de 17, 99 euros, y ahora parece ser que las ha bajado a 16, 95 euros. Es la única tienda que ha bajado el precio.

-Un caso peculiar es el del Corte Inglés /Hipercor, que las tiene a 19, 95 euros... aunque este precio también fluctúa pues unas veces las ponen a 15, 95 euros, y otras a los 19, 95 euros. Cuando las trajeron por primera vez estaban al precio más barato, luego las subieron, luego las bajaron, ahora según el catálogo e Internet han vuelto a subir... Se daba el caso de que tenías a las muñecas de Frozen básicas a 19, 95 euros y a las de Frozen Fever justo al lado a 15, 95 euros, aunque hayan salido a la vez y no existiera una justificación para un precio u otro, como también sucede en Toys´rus (simplemente no las habían vuelto a etiquetar). Así que si compráis en el Corte Inglés/Hipercor fijaos bien y tened cuidado porque son cuatro euros de diferencia. Y puede que en cualquier momento las bajen, o que incluso ahora tengan un precio inferior a los casi veinte euros según la tienda que sea.

-La tienda más cara es Poly Juguetes, que desde el principio les plantó a todas un precio de 19, 99 euros y hasta hoy.

Esta claro que estas muñecas no tienen PVP recomendado, y cada cual pone el precio que mejor le parece. Por eso, con estas muñecas merece la pena patearse unos cuantos sitios antes de comprarlas y escoger el que mejor nos salga o esperar a pillarlas en algún momento de oferta o de fluctuación del precio. Aunque os puede suceder como a mí, que encontré a la Mérida perfecta... en Poly Juguetes. El resto me salieron más baratas; a Anna la conseguí por los 13, 13 euros en una juguetería pequeña. Pero ya les quedaban pocas muñecas, así que a Rapunzel la tuve que conseguir más cara en Juguettos y como ya no tenía paciencia para esperar a ver si el Toy Planet se dignaba a traerlas, y las únicas Méridas eran las de Poly y las de el Corte Inglés al precio caro... pues qué remedio, ya que si iba a buscarla a otro sitio lo que me ahorraba en el precio de la muñeca lo gastaba en el transporte. Y por el momento todas las Méridas que veo me gustan menos que la mía, así que no me arrepiento (¡tiene el pelo perfecto!). Evidentemente, el tema de los precios de las muñecas y de los juguetes en general es muy polémico, sobre todo cuando comparamos los elevados precios europeos con los que tienen en origen, en Estados Unidos... Impuestos aparte, está claro que aquí los inflan demasiado, y además hay que tener en cuenta el nivel de vida de cada país; no son lo mismo seis euros aquí que en otro país de Europa. Lo que está claro es que todos estos bailes de precios carecen de justificación alguna, y esto es sólo un ejemplo de algo que sucede a menudo. De hecho sería genial poder acceder a los datos de ventas por países que manejan las empresas jugueteras y ver qué líneas se venden mejor o peor dependiendo del país. Gustos aparte, a mi entender los precios y el marketing no son iguales o mejor dicho, equivalentes en todos los países, y eso explicaría los fracasos de líneas como la de Ever Afer High en España, por ejemplo. Además, está claro que aquí no se venden todos los juguetes, líneas y modelos que aparecen en los países de origen, y me gustaría saber qué criterios se usan para seleccionar unos modelos y otros no para su exportación (de nuevo, eso podría estar relacionado con el éxito y el fracaso de dichos juguetes). 

Para terminar, unas fotos del "palacio de Elsa" en el que he tomado las fotos a las muñecas (es una interpretación muy libre del mismo). Lo he hecho con un carpesano (hay quien llama a esta carpeta, con dos o cuatro anillas (o ring folder) carpesaro o cartapacio), y la idea de usar uno la he sacado del canal de Youtube de My Froggy Stuff, sobre manualidades para muñecas, ya que ella tiene algunos vídeos en los que utiliza estas carpetas para crear espacios para las muñecas. Os lo recomiendo, porque aunque está en inglés, se entienden perfectamente las instrucciones y es alucinante lo que hace Froggy con cartón, botes, cajas y otros materiales reciclados: muebles, tiendas para muñecas, casas, escenarios, objetos... entre otras muchas más cosas.
Por cierto, los nevaditos (o snowgies) que aparecen en la foto de más abajo son los tres nevaditos que acompañan a la figura Funko Pop de Anna de Frozen Fever (es la única figura Funko que tengo, y me la regalaron sobre todo por los nevaditos). Son muy chiquitines y del tamaño adecuado para estas muñecas.


Para hacer el suelo usé el fondo de la caja de Anna, (no sabía que iba a usarlo para esto y lo rompí un poco al sacar a la muñeca, aunque fue una suerte que conservara la caja) lo pegué sobre una cartulina y añadí trozos de "hielo" recortados de folletos promocionales de Disneyland Paris para hacerlo más grande. Fui recortando todo el fondo azul y blanco de un folleto como el que pongo más abajo y luego fui combinando los trozos resultantes en función de la tonalidad y la forma.  


Esos trozos son los que combiné y pegué en el lado derecho del carpesano para hacer el hielo de la pared. Con goma EVA o foamy (ahora venden esta azul ("color Elsa" XD) con purpurina -o escarcha, como sé que también se dice en otros países- que está superbién) recorté tiras para hacer el contorno de la puerta, la estrella-copo... El fondo de la puerta son más trozos de "hielo" recortados de los folletos, y por la "pared" puse deco-tape azul oscuro con purpurina. Luego añadí algunos copos de goma EVA blanca con purpurina y unos copitos de plástico para decorar. Para pegarlo todo usé simplemente pegamento escolar en barra.


En el lado izquierdo del carpesano o carpeta de anillas pegué el fondo de la caja de Elsa (a modo de pintura decorativa, porque no va a tener Elsa una ventana para mirar su propio palacio si está dentro de él XD -a menos que esté en otra residencia de hielo ¿por qué no?-), más "trozos de hielo" de los bordes de los folletos y algo de "nieve" de goma EVA blanca con purpurina. Finalmente, hice una columna para ocultar las anillas del carpesano con mitades de tubos de cartón (de los del papel higiénico) unidos con celo y encima le pegué trozos de la goma EVA "color Elsa" (la columna va simplemente apoyada). Esta goma EVA la tenía de otra manualidad y eran los sobrantes, ya que simplemente quería hacer un fondo en el que sacarles las fotos a las muñecas y se me ocurrió hacer esto con lo que tenía (usé dos folletos de Disneyland Paris y el resto son materiales reciclados o que ya tenía por casa de otras manualidades). El carpesano lo había comprado hacía tiempo porque quería crear un escenario para las MH con él siguiendo lo que hace Froggy, pero al final no lo hice y así es como ha acabado siendo el "palacio de Elsa". Por supuesto una plancha completa de goma EVA habría quedado mejor para hacer la columna, pero bueno, sirve para el propósito para el que la quería. Por lo demás, sólo usé celo y pegamento en barra escolar.


Lo más entretenido fue ir recortando los trocitos de hielo de los bordes de los folletos, e ir creando composiciones con ellos. Todo empezó porque pensé "tendría que hacerles unas fotos a las muñecas para mostrar sus diferentes tallas" ya que tampoco encontraba imágenes que las mostrasen, pensé también que todavía no había presentado a ninguna de mis muñecas en el blog, así que era un buen momento para empezar, luego pensé "pues necesitaba un escenario o algo para sacarlas" porque no tenía ningún sitio con un fondo plano y con buena luz para hacerles las fotos, luego recordé el carpesano que nunca llegué a usar para hacer el escenario para las MH, vi los folletos (los había cogido porque me parecían bonitos) y entonces recordé los trozos de goma EVA que aún conservaba, luego saqué las cajas de las muñecas, que tarde o temprano tendría que tirar, y pensé que de esa manera podía conservar las imágenes que traían (he pensado en pegar el resto de las cajas por la parte de fuera del carpesano) y finalmente, me pasé una tarde entretenida tratando de juntarlo todo, en plan experimento. Y este es el resultado. Si se mira más de cerca, es un poco (muy) chapucilla, pero me ha animado a pensar en cómo podría ampliar el "palacio de Elsa" (con más carpesanos) y crear paredes de otros tipos. He estado mirando gomas EVA en las tiendas, las hay de tonos de azul más oscuros, e incluso una "verde Frozen Fever" (yo creo que es gracias a las fofuchas que se están vendiendo estos colores con purpurina ¡la gente quiere fabricar Elsas!XDDD).

La ventaja de usar carpesanos es que luego se cierran y el escenario se puede guardar cómodamente en la estantería. Un poco como los escenarios-libro de las EAH. Además las anillas se pueden aprovechar para colocar cortinas, por ejemplo, como podéis ver en este vídeo de Froggy y en este otro. Insisto en que miréis su canal porque da muy buenas ideas.

Y de momento estas son mis compras en Princesas Disney que, como veis, todavía guardaban algunas sorpresas como esta diferencia de estatura. Estoy esperando a que saquen nuevos modelos de las demás (sobre todo de Tiana y Bella sin los guantes pintados), aunque seguramente no me haga con ninguna de las Princesas más clásicas. Tal vez las tengo muy vistas, no sé; por eso, si hacen algo nuevo con ellas, será interesante. También hay un problema con los rostros: por ejemplo Tiana, Pocahontas, Mulan... son perfectas, pero Blancanieves podría haber tenido un rostro más redondeado (y no mirar de reojo) y Ariel... creo que es la peor (para mí, claro, es subjetivo) porque parece que tuviera la carita aplastada por los lados. Si para todas estas muñecas de animación tradicional hubieran seguido el patrón de diseño de rostro de Tiana, habrían quedado inmejorables. Creo que la clave reside en la distancia de los ojos a la boca. Cenicienta y Aurora tienen rostros algo duros porque tienen ojos más pequeños y más arriba que las que pueden resultar más bonitas, que tienen los ojos más grandes y más abajo. El rostro de Bella por ejemplo sería perfecto en mi opinión si hubiese tenido los ojos un poco más abajo y algo más grandes, y eso que sigue siendo de las que más me gustan. Pero bueno, como ya comenté en otras ocasiones, sólo por la línea Frozen ya le estoy agradecida a Hasbro. Y sobre todo, tengo mucho interés en los muebles, y también en ver cómo hacen a los Príncipes, ya que de momento sólo hemos podido ver a Kristoff y el resultado no ha terminado de ser satisfactorio para mucha gente. Creo que en este caso ha sido sobre todo por el cuerpo (demasiado pequeño, tal vez) y que Hasbro se ha sumado a la moda de hacer a los personajes masculinos con el pelo pintado. A ver qué hacen con los demás... y si acaban en mis manos (por supuesto, tienen que lanzarlos de manera individual, algo que sí hacía Mattel). Esperemos que se termine pronto la tendencia de "sólo chicas" en las muñecas (que esta temporada parece que se ha recrudecido) y los veamos pronto.

Todas las fotos son mías. La imagen es de un folleto promocional de Disneyland Paris.