domingo, 19 de febrero de 2017

Las muñecas de Prodigiosa Ladybug

En la entrada anterior hablaba de las muñecas de DC Superhero Girls, y entre otras cosas, comentaba que quizá la premisa de un instituto de superhéroes tenía sus problemas. 

Cierto es que el poner a un adolescente corriendo aventuras arriesgadas es algo muy habitual en los productos para público joven, es emocionante, divertido, se hace desde un punto de vista fantasioso y orientado al desarrollo de los espectadores, pero vamos a ver el caso de Ladybug para observar las diferencias entre normalizar la situación hasta el punto de estudiar para ser superhéroe y que se trate de algo más accidental y poco habitual.

Imagen promocional oficial de la serie.

Miraculous Ladybug o como se la conoce en España, Prodigiosa Ladybug, es antes una serie de animación en CGI que se emite en el Disney Channel, que una franquicia de muñecas (las cuales han aparecido el año pasado). Es decir, aquí lo principal es la serie, que está cosechando un gran éxito a juzgar por la cantidad de atención que se le dedica en las propias redes sociales e Internet. Ya existen grupos de fans, teorías acerca de la trama y los personajes, y auténtica pasión por la relación entre Marinette y Adrien, los protagonistas.

La serie trata sobre Marinette, "una chica normal" (como nos cuenta el opening) que un buen día se "encuentra" con un prodigio o "miraculous" (luego se verá que no fue algo tan accidental), un artefacto que le permite transformarse en "Ladybug", una heroína enmascarada que protegerá París del ataque de las personas poseídas por los "akumas", representados por mariposas que les envía el misterioso villano, cuyo deseo es hacerse con todos esos prodigios mágicos. Gracias a su prodigio, Ladybug puede "exorcizar" los akumas de la gente, y además cuenta con la guía de Tiki, una criaturita adorable inspirada en una mariquita (la personificación del prodigio). Cuando se transforma en Ladybug, Marinette luce un traje rojo con topos negros (de ahí lo de Ladybug, mariquita en inglés) y posee impresionantes habilidades físicas. Un aspecto curioso de sus poderes es que el prodigio genera un objeto que le permitirá acabar con la posesión del akuma derrotando a su oponente sin hacerle daño (al fin y al cabo es una persona inocente poseída), pero ella tiene que deducir para qué sirve ese objeto (suelen ser cosas cotidianas y que a priori parecen poco útiles contra un villano con superpoderes, como un paraguas o un cono de señales). Los "akumatizados" además, son personas con conflictos internos, de ahí que puedan ser poseídos, y que al final del episodio se resolverán. 

Imagen promocional oficial de la serie. Se puede ver París al fondo y la sombra del villano.

Claramente Ladybug se inspira en las magical girls japonesas. Pero además, no está sola en su lucha, pues cuenta con la ayuda de Cat Noir (o Chat Noir, depende de la versión), que no es otro que su amado Adrien, un muchacho guapo, rico y muy admirado, pues es modelo de modas. Junto a este último rasgo que a mi me pareció poco habitual en los galanes -además resulta que su padre es diseñador de ropa-, tenemos también que es muy buen chico e incluso tímido... y está enamorado de Ladybug, pero como ninguno conoce sus identidades reales, tenemos el drama servido, pues a Marinette le gusta Adrien, pero rechaza a Cat Noir, su alter ego, ya que bajo este suele comportarse de una forma ligona y algo chulesca, no se parece a su querido Adrien... Al principio, no se llevan bien, luego llegan a formar un gran equipo. Pero el caso es que Marinette quiere a Adrien y no a Cat Noir, y Adrien está enamorado de Ladybug pero en principio no de Marinette... que además tiene una "rival" en su interés por Adrien (Chloe, típica "mala" rubia, clásica "villana de instituto" por así decir) mientras trata de acercarse a él. Pese a lo expuesto, la serie consigue que apreciemos a todos los personajes -aunque parta de clichés no los desarrolla de una manera burda y sí muchas veces con un cierto componente educativo o aleccionador-, ya que la mayoría tienen personalidades muy agradables, en especial la protagonista, que cuenta con el apoyo de su mejor amiga, Alya, fan de Ladybug y que tiene un blog dedicado a ella (pero ignora que es la propia Marinette). No es de extrañar el éxito que ha cosechado la serie, pues junto al enfrentamiento del akumatizado de cada capítulo -siguiendo la fórmula del "monstruo de la semana"-, tenemos la colaboración de dos héroes de diferente sexo, y una historia de amor, identidades secretas, y varios misterios, como la existencia de más prodigios o la duda acerca de la identidad real del villano y sus verdaderas intenciones.

De este manera la serie, dirigida a un público infantil, presenta tramas de acción pero "sin sangre", pues se trata sencillamente de "volver buenos", "regresar a la normalidad" a los villanos. Por otra parte, los héroes son unos pocos y concretos personajes, y existe un misterio a resolver. Aunque sea arriesgado lo que hacen, y fantasioso, parece más verosímil y menos forzado que un "instituto de superhéroes".

Imagen oficial de los productos de Prodigiosa Ladybug (su nombre en España) de Bandai.

Esta producción francesa no ha tardado en llegar al mercado muñequil de la mano de Bandai, aunque como suele pasar cuando se trata de merchandising de una serie, la primera tanda de muñecas sólo ha consistido en lanzar modelos de los dos personajes principales. La suerte es que son chico y chica, así que tenemos a Marinette, con la ropa que usa en la serie, y a Ladybug, con el traje de heroína y el antifaz pintado, pero también a Adrien y a Cat Noir. Los cuatro muñecos son articulados, y están tratados de idéntica manera, sólo puede lamentarse un poco el pelo de plástico de Adrien y Cat Noir, pero bueno. También son comprensibles los antifaces y guantes pintados; lo bueno es que se puede tener a los héroes y a sus alter egos de manera separada, con el aspecto que lucen en la serie.

Muñecas de Bandai de Cat Noir y Ladybug, y Marinette y Adrien, sus identidades reales. Aunque no aparecen en la foto, los personajes masculinos también incluyen un accesorio. Fotos tomadas de la web de Toys´rus. Se venden por separado, aunque hay un pack de los dos héroes juntos.

Aparte tenemos diversas figuras de acción, las de ambos personajes con su aspecto corriente y como héroes, y luego unas especiales sólo de Ladybug, una Ladybug voladora y otra en su Rueda Giratoria con música. También se puede adquirir el prodigio de Ladybug (sus pendientes) junto con sus guantes, antifaz y bolso, y su intercomunicador redondo que funciona como tal. Que yo sepa el anillo de Cat Noir y su bastón no se han puesto a la venta, sin embargo. El caso es que una mini franquicia como esta ya tiene más muñecos masculinos en el mercado que la de las DC Superhero Girls T-T (me pregunto sobre estas últimas si lanzarán en algún momento un pack doble de Star Sapphire con Linterna Verde, porque parece un remedo de Cleo de Nile, pero vete a saber...). 

¡Conviértete en Marinette/Ladybug! Imagen de la web de Toys´rus.

Los trajes de ambos personajes tienen relación con el tema de la suerte (un gato negro y una mariquita). El traje de Ladybug es enterizo, pero llamativamente ceñido al cuerpo, aunque el tratamiento del de Cat Noir es igual -si hasta lleva un cascabel y todo-. Esto hace que no se produzca el contraste que se da entre los superhéroes y las superheroínas, que no suelen estar estéticamente tratados igual. Aquí sí (incluso los dos tienen su secuencia de transformación mágica). Con todo, el traje de Ladybug sigue resultando exageradamente ceñido -en la animación CGI por momentos parece pintado-, y eso que el diseño tan estilizado de los personajes, poco voluptuoso, y el propio tratamiento de los mismos, tan natural, provoca un efecto poco sexualizador (porque no hay cosificación de los personajes); más bien ese efecto estaría en la mirada del espectador, pero Marinette (o Adrien) no son presentados para resaltar lo sexy que son -además de que son personajes jovencitos-. Las poses y gestos de Ladybug son más de fuerza o capacidad que de "qué mona soy" -y no lleva tacones-. No deja de ser curioso este efecto aparentemente contradictorio. ¿Hubiera sido mejor otro diseño para los trajes? El público infantil los ha asumido con naturalidad, y al menos, como ya he resaltado, no hay diferencias por sexo en cuanto a la estética. Y esto me hace preguntarme ¿podría un chico sentirse algo "ridiculillo" llevando un disfraz de Cat Noir? Si este mismo traje lo llevase una chica seguramente la respuesta sería "no". Pero cascabel, orejitas... Por eso resulta tan interesante que hayan diseñado al personaje masculino de esta manera, usando los mismos criterios estéticos que para el personaje femenino. Y ha tenido buena acogida. Así que creo que en este punto concreto no hay sexismo, otra cosa ya es que estos diseños nos gusten o no.
Figuras de acción de Ladybug y Cat Noir. Imagen de El Corte Inglés.

El caso de Ladybug es el de una serie de éxito que lanza muñecas, y aunque posiblemente no haya más muñecas una vez se termine, pues dependen de la serie que las ha popularizado (aunque debido al éxito que ha cosechado va a continuar con más temporadas), estas Navidades sin duda fue uno de los juguetes de moda (he visto agotarse los muñecos de la balda correspondiente en el supermercado). 

Y esto ha motivado la aparición de más muñecos, como la muñeca de Chloe y su versión "akumatizada", Antibug, que todavía no ha llegado a España. Mediante la posesión que sufren por causa del villano de la serie, algunos personajes cercanos a Marinette se han enfrentado a ella, como es el caso de su propia amiga, Alya, convertida en Lady WiFi, de la que sin embargo sólo existe versión en figura de acción. Es curioso que hayan preferido lanzar antes la muñeca de Chloe que la de Alya, y al parecer también existe una versión de Marinette y Chloe con ropa de fiesta. Teniendo en cuenta que hay más personajes que merecerían su versión en muñeca antes que lanzar ese tipo de variantes, no parece la mejor política por parte de Bandai. ¿Cómo jugar a lo que se ve en la serie sin los muñecos de los demás personajes? No queda más remedio que recurrir a muñecos de otras marcas y personalizarlos para que se parezcan. 

Muñecas de Chloe y de Antibug, de Bandai. Imágenes tomadas de amazon.com.

Alya como Lady WiFi, figura de acción de Bandai. Imagen tomada de amazon.com.

Llama la atención el que Bandai haya enfocado el merchandise de la serie de la misma forma que Mattel su franquicia de las DC Superhero Girls: tenemos muñecas maniquí, figuras de acción, disfraces (en este caso sólo de Ladybug), juguetes de los objetos utilizados en la serie, y merchandising diverso "para niñas". Y es que aunque la serie está gozando de gran éxito y se ha esforzado por presentar un personaje masculino protagonista también, se ha primado el enfocar la publicidad de la serie y el merchandising hacia el público femenino (al fin y al cabo se emite en Disney Channel y aparentemente aunque es un canal genérico, se considera que es más consumido por niñas y chicas adolescentes -caso de Los Descendientes- y de ahí la aparición de Disney XD -no, aunque lo parezca no me estoy riendoXD, es que el canal se llama así- para apelar al público "masculino"). 

Disfraz infantil de Ladybug. Imagen tomada de la web de Toys´rus.

Aunque Ladybug no está exenta de aspectos criticables, al tratarse de una creación más reciente (que los cómics originales de DC) y dirigida al público infantil desde el principio, y sobre todo, al plantear una relación de colaboración entre un chico y una chica, creo que como concepto es mejor que el de las DC Superhero Girls, y no es de extrañar el éxito que ha tenido. Ladybug al menos, y como digo con los defectos que pueda tener la serie, es la protagonista absoluta de su propio espacio, que comprende toda la ciudad a la que protege, su "mundo real" que es también el de los demás personajes, de toda edad, sexo y condición. No se encuentra en un mundo aparte, especial, "femenino", segregado. Y puede tener un compañero masculino en sus andanzas y también enamorarse. En el aspecto negativo, tenemos ciertas tramas y personajes cliché, la faceta "corriente" de la propia Marinette, bastante tópica -aunque tierna- también, con la timidez que le impide acercarse a Adrien (y genera mucha tensión y expectación sobre su relación entre el público, claro)... pero que también tiene sus propios gustos, aficiones e intereses, y sueños, con una buena amiga y personajes que, siendo bastante típicos, van teniendo un progreso. Además, aunque mantenga su identidad real en secreto, Marinette como Ladybug es conocida y aclamada como heroína. Aunque lamentablemente siga orientándose su merchandising "sólo a niñas" y se caiga en el sexismo habitual en este tipo de productos, para variar, la serie de Ladybug ha generado unas muñecas a tener en cuenta y un fenómeno que creo que es interesante conocer para observar cómo las heroínas tienen éxito entre el público "femenino". No dejo de pensar que Ladybug me recuerda a un Spiderman con poderes mágicos, ya que aunque inspirada en las magical girls, la serie también tiene a los superhéroes como influencia clara, por lo que puede compararse con la franquicia de las DC Superhero Girls. Ciertamente, para mi gusto las muñecas de Mattel son más interesantes, y las encuentro más bonitas, pero no se puede decir que Bandai haya hecho un mal trabajo con estas muñecas, y lo mejor es que están articuladas y combinan bien con las de otras marcas. Además de que los dobletes de personajes, con muñecas diferenciadas para la faceta "corriente" y la faceta "heroica" de cada personaje, me parecen una buena idea, pues de esta manera no importa que las muñecas de Ladybug y Cat Noir incorporen partes pintadas, como el antifaz en el rostro. 

Ahora ya sólo toca esperar a ver si la familia de muñecas de Ladybug sigue creciendo junto al éxito de la serie. Ciertamente es una colección con fecha de caducidad, pues cuando la serie deje de emitirse el interés por los muñecos decaerá, aunque posiblemente los fans sigan recordándola y buscando su merchandising. En este caso, lo más importante es la serie, que no ha sido diseñada, como en los dos casos anteriores, para vender muñecas, sino que estas son un producto accesorio, derivado. Pero que merece la pena tener en cuenta. 

domingo, 22 de enero de 2017

Muñecas DC Superhero Girls

Si en una entrada anterior hablaba de las muñecas "científicas" de Project Mc2, en esta toca analizar las otras muñecas que han aparecido también este año pasado, y que parten de otro concepto: el de las heroínas de acción.

En esta primera entrada voy a hablar de las DC Superhero Girls, y la próxima la dedicaré a las muñecas de Prodigiosa Ladybug / Miraculous Ladybug.

DC Superhero Girls es una nueva franquicia de Mattel que tardó en llegar a España, pero actualmente pueden adquirirse las seis muñecas básicas, así como otros modelos de las mismas muñecas y productos derivados que trataré a continuación. Además, como viene siendo habitual, se ha lanzado una serie de animación de episodios breves, con episodios especiales que puede seguirse por Youtube en su canal oficial y en la propia web oficial. También poseen un tema característico, la sintonía de apertura de la serie, "Ponte la capa" (en España; "Get your cape on" en inglés) a lo que se suma un vídeo musical en colaboración con el grupo Fifth Harmony y el tema "That´s my girl", algo también muy típico (el aspecto musical) de esta clase de franquicias de Mattel.

Imagen del vídeo musical oficial de las DC Superhero Girls. 
Aunque Katana se presentaba como miembro del grupo principal, al final no ha sido así.

Estas muñecas se basan en los personajes de DC Cómics, la compañía que rivaliza con Marvel por liderar el mercado de los superhéroes. Iba a decir que se basan en las superheroínas de DC, pero pese al nombre de la franquicia, muchos de los personajes están en realidad basados en villanas de los cómics, que aquí han visto sus personalidades suavizadas para poder asistir con las demás a Super Hero High, el instituto de los superhéroes, y poder así estudiar para combatir el mal, entrenarse con las demás y en fin, aprender a ser superheroínas. Esto es sin duda lo que más puede llamar la atención a los fans de los personajes de DC. 

De esta manera, Poison Ivy pasa a ser una chica tímida con problemas para controlar sus poderes sobre sus queridas plantas, y Harley Quinn es simplemente un personaje travieso y burlón sin mayor maldad. Es posible que a la hora de diseñar esta franquicia, Mattel se diera cuenta de que muchos de los personajes femeninos más conocidos de DC eran de hecho, sus villanas (Catwoman, la propia Harley Quinn que en la reciente película de Suicide Squad se ha planteado como una antiheroína que pueda ser apreciada por el público, Poison Ivy antes mencionada...). La mayoría procedentes del universo de Batman, pero hay muchas más que veremos aparecer en la serie, como Cheetah la oponente de Wonderwoman, que simplemente es una chica de mal carácter pero dentro de unos límites de normalidad. A menudo, tendremos a algunas de estas "villanas" entre las demás estudiantes, cuya relación con las protagonistas las hará mejorar. En este sentido la franquicia parte de un concepto que nos hace pensar en Ever After High, donde los héroes y los villanos de los cuentos estudiaban juntos antes de asumir su función en dichas historias. Esto todavía no se ha dado a entender en esta nueva franquicia, pues parece que definitivamente nos quieren ofrecer una visión amable de todas estas "antiguas villanas". 

Otro aspecto que puede llamar la atención es que todos los personajes han pasado a ser chicas adolescentes de la misma edad, y gracias a la idea de este instituto para superhéroes, todas conviven en el mismo espacio, formando así un universo que como vemos se desliga de los cómics para ofrecer su versión alternativa de estos personajes. De hecho, también aparecen personajes masculinos famosos como Linterna Verde, Flash o Chico Bestia (este muy conocido por la serie de animación de los Teen Titans, junto a Starfire y Cyborg, algo que creo que han tenido en cuenta al diseñar a los personajes para esta serie) y todos son tratados como adolescentes, pero este proceso de rejuvenecimiento no se aplica a todos los superhéroes y así tenemos una estatua de un Superman adulto, como ejemplo a seguir, que muestra que este personaje no va a aparecer como un estudiante más en esta franquicia (y me figuro que con Batman pasará tres cuartos de lo mismo).

Está claro que la idea que hay detrás de esta nueva línea de muñecas es acercar al público femenino el mundo superheroico, que siempre ha apelado más al público masculino y se ha orientado a él. Como ya criticaba en el artículo anterior sobre las Project Mc2 (y en otros), lamentablemente la manera de hacerlo es tendiendo a segregar los grupos (en este caso equipos superheroicos) por sexo, y está bien que nos muestren a las chicas trabajando en equipo y la amistad femenina, pero parece que el único modo de mostrar diferentes personalidades femeninas, y que las chicas puedan brillar por sí mismas, ser las protagonistas de la acción, es haciendo desaparecer a los chicos de esta o dándoles un rol secundario o amoroso (aquí de momento se les ve más como compañeros y las tramas se centran en las "prácticas" superheroicas y el enfrentamiento a diversos villanos, jóvenes y adultos, lo cual es de agradecer). Al menos aquí sí puedo decir que la serie de animación es entretenida, dentro de lo esperable, y resulta interesante por el universo que va creando, un mundo alternativo basado en los personajes de DC. No obstante también aborda "al estilo superheroico" las clásicas tramas de instituto, haciendo encajar la personalidad de algunos personajes en ciertos clichés estudiantiles. 

Lo más interesante de esta franquicia y que voy a destacar ya que hablamos de muñecas maniquí, es sin duda el esfuerzo por hacer a las superheroínas atractivas pero sobre todo accesibles para el público femenino, porque no es ningún secreto que el mundo de los superhéroes suele tener a un determinado tipo de público masculino ideal en mente cuando crea sus historias. Quería resaltar en este sentido el tema de los trajes, (al que se dedica un capítulo de la serie justamente hablando de su diseño) pues se han creado variantes de los trajes por todos conocidos para que sean aptos para el público infantil y así, que las niñas puedan disfrazarse de sus superheroínas favoritas. ¿Por qué los trajes originales de estos personajes no lo permiten? Porque en ellos prima lo sexy. Si nos fijamos en el aspecto habitual de Poison Ivy, Starfire, Star Sapphire, o la propia Wonder Woman, veremos que sus trajes se semejan más a lencería, y mientras que un niño pequeño puede disfrazarse de Batman, Superman (o Spiderman, Hulk, Iron Man, Thor), incluso con músculos falsos, y quedar bien, sin más connotaciones que la de ser un "hombre fuerte", si una niña quisiera ponerse un traje de los personajes femeninos mencionados u otros similares, el efecto sería la sexualización de la niña y ningún padre ni madre querría ver a su hija de diez años con un disfraz de Poison Ivy, Star Sapphire, etc. fiel a los cómics, que básicamente equivale a bragas-bañador con algún adorno y tacones. ¿Eso es heroico? Bueno, el tema de la sexualización de la mujer en los cómics es muy viejo y es una polémica demasiado extensa para tratarla aquí. Pero creo que con este ejemplo tan sencillo (los trajes masculinos sin apenas cambios suelen ser aptos como disfraces para niños, los femeninos no) se demuestra que algún problema tiene que haber en estos diseños, por qué prima lo sexy en ellos, si para verse atractivos tienen que ser forzosamente sugerentes, y si realmente eso es lo que más se retiene de las superheroínas, su aspecto y "lo buenas que están", con el plus de sus aventuras. Y muestra fácilmente el motivo por el cual a los niños les resulta fácil identificarse con los superhéroes pero a las niñas les suele costar mucho más hacer lo mismo con las superheroínas, de manera generalizada, pues es innegable que sobre las superheroínas puede plantearse el dilema: ¿se proponen realmente como "modelos a seguir", "heroínas", o "antiheroínas" incluso, en primera instancia, o más bien primero como "eye candy" y de propina todo lo demás? En general, el problema en el aspecto visual se centra en el diferente tratamiento de la estética para cada sexo. Cuando hable de Ladybug volveré sobre esto. Pero, como digo, el tema en el mundo del cómic es demasiado complicado para poder tratarlo aquí con justicia.

Bueno, dejando esta polémica aparte, Mattel en este sentido ha hecho un buen (y forzoso) trabajo en adaptar los trajes clásicos de estos personajes femeninos a un estilo más juvenil y menos sexualizado. De este modo tenemos que:
Wonder Woman de Mattel. Imagen tomada de la web de El Corte Inglés.

-Wonder Woman: su traje clásico es el corpiño y la braga con estrellas; Mattel ha optado por los pantalones largos (un look que la WW de los cómics ha llegado a emplear y que suele estar aceptado como un look más urbano y por qué no decirlo, más serio), y por ponerle mangas a su corpiño transformándolo en una camiseta, e incluso añadirle una especie de hombreras que se fusionan con su símbolo del pecho. Tengo que decir que el traje de WW es de los que menos me gustan, bueno, sus trajes en general, lo que incluye su uniforme clásico, que se fue reduciendo a su mínima expresión. No sé, los encuentro demasiado "camp". Pero creo que de todas formas este uniforme respeta la esencia del personaje y ha sido una buena adaptación. Hay que decir que en la serie de las DC Superhero Girls, WW luce varios atuendos, como el primero con el que llega a Super Hero High, que es su ropa de guerrera amazona. No sé si llegarán a sacar ropa suelta para estas muñecas, ya que parece que han optado por el cuerpo pintado para sus variantes, pero sería una buena idea dada la talla que tienen, de la que hablaré después, y que puede dificultar el poder cambiarlas de ropa (es el único contra que les veo, aunque puede que la ropa de otras muñecas les siente más o menos bien). Por eso me parece una buena idea el que hayan incluido elementos de ropa de calle en sus trajes, lo que hace a estos uniformes de superhéroe más versátiles, ya que se les pueden retirar los accesorios e incluso combinar sus trajes de otra forma para que parezcan ropa normal y así, al jugar, poder interpretar al "otro yo" de las heroínas o "vestirlas de paisano". 

Supergirl de Mattel. Imagen tomada de la web de El Corte Inglés.

-Supergirl. Los cambios en este traje me han gustado por lo que comentaba antes, al incluir en él prendas más cotidianas. Las botas de Supergirl (sería repetirse un poco con WW si no) han sido reemplazadas por zapatillas de deporte rojas (botas tipo Converse) lo que hace muy útil disponer de este calzado para ponerle ropa de calle (y también incluye calcetines). Aparte, se le han añadido cuellos a su traje dándole aspecto de colegiala. Creo que le podrían haber incluido algo de ropa interior (es lo que tiene volar con una falda, pero es Supergirl y es lo que más destaca de su estética).
Poison Ivy de Mattel. Imagen tomada de la web de El Corte Inglés.

-Poison Ivy. La primera villana de la que vamos a hablar (o personaje ambivalente al menos), ha tenido que convertirse en una persona normal con "ropa" y renunciar a su atuendo de hojas. Se le han incluido tallos de enredadera en torno a brazos y piernas y en el pelo, para evocar su look original, pero se le ha puesto un vestido (con estampado vegetal) y leggins. Pienso que el resultado es bueno. La versión apta para público infantil del personaje puede que nos recuerde a otras "ecologistas" muñequiles, y se le ha dado una personalidad tímida y dulce.
Batgirl de Mattel. Imagen tomada de la web de El Corte Inglés.

-Batgirl. La muñeca lleva uno de los atuendos más juveniles de este personaje, que como ya ha sufrido diversos rediseños, se lo ha puesto fácil a Mattel. En uno de los últimos aparecido en los cómics, luce de hecho las mismas botas amarillas. Cinturón con gadgets, máscara... Dentro de todas estas muñecas sería de las más fieles a lo ya visto en los cómics.
Bumblebee de Mattel. Imagen tomada de la web de El Corte Inglés.

-Bumblebee. Reconozco que desconocía la existencia de este personaje, hasta que lo descubrí aquí. Lo bueno de esta franquicia es que es una buena ocasión para conocer más personajes del universo DC (especialmente con los capítulos de "Héroe del Mes"). Creo que es la versión DC de la Avispa de Marvel (en cuanto a poderes y concepto) y se han respetado los colores del traje original. También luce un atuendo bastante ponible, y si se le quitan las alas y los brazaletes, parece un chándal. De nuevo, las botas de aspecto corriente son de agradecer. 
Harley Quinn de Mattel. Imagen tomada de la web de El Corte Inglés.

-Harley Quinn. Luce sus características coletas bicolores, pantalones cortos y una camisa de rombos, y medias de dos colores que, para mi disgusto, van pintadas en las piernas de la muñeca (ya sabéis que no suelen gustarme las partes pintadas en las muñecas, ya que ello las hace menos versátiles). Harley ha sido convertida en una bromista pero dentro de límites razonables, por lo que puede convivir con las demás. Su ropa también se ha decantado por darle un aspecto más "de calle", con elementos de ropa normal frente a las mallas superheroicas, pero sin traicionar en absoluto el espíritu del personaje, ya que sigue su estilo más reciente.

Estas serían las seis muñecas básicas; Katana al final fue lanzada en una edición de lujo en una Comic Con para disgusto de los coleccionistas, y recientemente se ha puesto a la venta a Starfire. (En los Estados Unidos por lo menos, aquí todavía no ha llegado). Esta luce un vestido enterizo, como Star Sapphire, la novia de Linterna Verde (de esta última todavía no ha salido la muñeca). Si comparamos los trajes de estos dos personajes con sus looks originales, van "muy tapadas" en comparación (aunque no sé de quien es la idea de ponerle falda a todas las chicas que vuelan), lo que les da un aspecto más normal, elegante y accesible (y cómodo). Personalmente, el diseño de esta Starfire me gusta mucho, y creo que respeta bien la esencia del personaje original.
Starfire de Mattel. Imagen tomada de la web de Mattel Shop.

En suma, todos los personajes son perfectamente reconocibles y sus atuendos resultan atractivos, y sobre todo, "ponibles", lo que permite vender disfraces a las niñas de superheroínas, estandarizados por fin, como los que ya podemos encontrar en tiendas (creo que en España ya han aparecido los disfraces de Wonder Woman, Supergirl y Harley Quinn). Y de esa manera, pueden emularlas y jugar a ser ellas.
Disfraz de Wonder Woman. Imagen tomada de la web de El Corte Inglés.

Otros personajes destacables aparecidos en la serie serían Frost (que no deja de recordarme a Abbey Bominable), Catwoman, Cheetah, Hawkgirl... Supongo que pronto veremos sus muñecas.

Lo más destacable de estas muñecas de todas formas es que por fin tenemos muñecas musculosas. Probablemente se trate de las muñecas de este tipo (30 cm.) más altas "y grandes", más fortachonas, que existen. Otro punto positivo para Mattel, que parece haber tenido en cuenta a la hora de diseñar esta franquicia algunas de las quejas recurrentes sobre la estética y diseño de las superheroínas. No es algo que choque a simple vista, pero cuando se le presta atención, sin duda que la diferencia con el cuerpo de otras muñecas es más que notable. Lógico si se trata de súper-atletas y mujeres de acción. Además, algunas incluyen manos "cerradas" lo que les permite agarrar objetos con más facilidad (a menudo sus propios accesorios superheroicos). También destacaría sus rostros, muy agradables y bonitos. Los colores de piel y cabello, en general, son fieles a los de los personajes originales; así por ejemplo, la piel de Harley es muy pálida y su rubio mucho más claro que el de Supergirl. Que las hubieran hecho de diferentes tallas hubiera sido ya rizar el rizo, pero bueno.

Como las figuras de acción se asocian al mundo superheroico (masculino), de estas muñecas también vamos a encontrar modelos con los cuerpos pintados para diferentes misiones -y que serían más baratas-, o muñecas que realizan acciones: conservan el pelo y son del mismo tamaño que las anteriores pero ya no llevan ropa de tela. Por supuesto todas están articuladas. Aparte es posible encontrar figuras de acción más pequeñas e igualmente articuladas, así como playsets tanto para estas figuritas más pequeñas como para las muñecas básicas (el playset del propio instituto para las primeras o el jet "invisible" de WW para las segundas). 


Las muñecas híbridas -muñeca (por el pelo)-figura de acción (por el cuerpo pintado)- de 30 cm. y las figuritas articuladas de 15 cm. Imágenes oficiales de Mattel. 
Me hace gracia que las primeras, y las muñecas básicas, reciban el apelativo de "muñecas de acción" en la web oficial. (Ya sabéis, el resto de muñecas no son "de acción" aunque ofrezcan las mismas prestaciones; de este prejuicio ya hablé en otra entrada).

Para completar la franquicia, que Mattel y DC se están tomando muy en serio, están las novelas, algo clásico de Mattel desde Monster High, el lanzamiento de una línea de LEGO (con minidolls como las Friends), y por supuesto, el merchandising. (Muchas cosas todavía tardarán en llegar a España, pero podéis echarles un vistazo en la tienda online de Mattel). Como ya comenté, tenemos disfraces, pero también artículos de juguete como el escudo de WW o el cinturón multiusos de Batgirl, y otros ítems clásicos del mercado orientado a las niñas como sets de maquillaje y belleza, y bolsos


  



 

Dos de los playsets de LEGO existentes de momento de esta franquicia. Imágenes oficiales.
(Por cierto, el chico que está con Harley Quinn es Steve Trevor).

Y es que aunque Mattel ha hecho un buen trabajo rediseñando a los personajes y dando cuerpo a las muñecas, y la serie es una buena oportunidad para conocer lo básico de los personajes de DC, arrastra los clásicos "tics" de todo producto "femenino". Así, en la propia configuración de los personajes, elementos como la moda, el diseño (de modas), el gusto por los cantantes, la belleza, y las típicas tribulaciones de adolescente, esto es, todo lo que te hace "una chica normal y corriente" va a estar muy presente (muchos episodios de la serie se centran en aspectos cotidianos, lo cual no es malo de por sí, ya que se agradece ver el lado humano de estos personajes, pero a veces puede parecer demasiado intrascendente). También, aunque afortunadamente esto no ha ido en detrimento de la acción y la aventura, sí que la decisión de volver adolescentes a la mayoría de personajes femeninos de DC y el propio concepto de instituto hace que como "superheroínas", sean bastante edulcoradas y todas las acciones que protagonizan se vean bastante infantilizadas y suavizadas. Sé que el público al que se orientan las muñecas es muy joven, pero series de dibujos orientadas hacia ese target, de Marvel, por ejemplo, o son directamente humorísticas o parecen tomarse un poco más seriamente las misiones (también es cierto que están protagonizadas por personajes adultos). Y las propias películas de imagen real de Marvel son las que hacen vender figuras de acción, y están pensadas para todos los públicos (que luego se pueda discutir el papel de las superheroínas en ellas es otra historia). Con esto no quiero decir que la serie de las DC Superhero Girls no sea disfrutable y pueda considerarse más que adecuada al concepto que se está proponiendo, pues en este caso sí se puede decir que se trata de superheroínas ejerciendo como tales; no tiene para mí los problemas más graves que la serie de imagen real de Project MC2 presentaba desde mi punto de vista. Otra cosa es que, hasta cierto punto, este Super Hero High se vea como un universo muy "femenino", especializado y orientado hacia ese fin de "gustar a las niñas", arrastrando inevitablemente clichés de lo que "gusta a las chicas" y sobre todo, tratando de "protegerlas". Aunque son superheroínas, no dejan de ser estudiantes a prueba, con supervisión, y aunque es lógico que las hayan infantilizado/suavizado, al final siempre parece darse esa asociación entre "infantil", "poco importante" y "para niñas/femenino". La propia idea de un instituto de superhéroes me chirría un poco, pues, teóricamente, en una misión contra un villano podrían morir ¿o no? ¿Tiene sentido que menores de edad arriesguen su vida y trabajen, porque están trabajando, de ese modo? Si pensamos en lo que ocurría en los otros "High" de Mattel, en MH se trataba de un simple instituto monstruoso, y las aventuras en las que se metían Frankie y compañía eran fortuitas, y en EAH el tema de asumir el destino se planteaba como conflictivo. Aquí sin embargo son chicas con poderes que, cierto, acuden para aprender a controlarlos y usarlos para un buen fin, pero bien podrían querer dedicarse a otra cosa ¿no? ¿Es su destino/obligación? Por otra parte, en este universo los álter egos corrientes se han perdido en su mayoría, y estos personajes parece que son superheroínas a tiempo completo. Aún cuando luego se muestren los aspectos cotidianos de su vida de adolescentes.

Cierto es que el poner a un adolescente corriendo aventuras arriesgadas es algo muy habitual en los productos para público joven, es emocionante, divertido, se hace desde un punto de vista fantasioso y orientado al desarrollo de los espectadores, pero ya veremos, tomando como ejemplo el caso de Ladybug, la diferencia entre normalizar la situación hasta el punto de estudiar para ser superhéroe y que se trate de algo más accidental y poco habitual.

Con las DC Superhero Girls, Mattel va a poder lanzar cómodamente todos los muñecos que quiera, pues el éxito ya está garantizado por la fama previa de los personajes, pero se me plantea una duda respecto a su futuro: aunque supongan una interesante reinterpretación de todos estos famosos personajes, ¿puede haber vida para ellos más allá de esta franquicia? ¿Las niñas que admiren o a las que les gusten estos personajes, se animarán con las películas y los cómics o la cosa morirá en el instituto de superhéroes? Puede que con el nuevo universo cinematográfico y televisivo de DC, las cosas pinten bien para estas muñecas. Sin embargo, de momento se han propuesto con más "temor" que las MH y EAH, y dentro de ese temor está la ausencia de personajes masculinos entre los destinados a aparecer como muñeco. Una oportunidad perdida de hacer muñecas para niñas pero también para niños. Y es que el propio concepto de la franquicia sigue siendo sexista, las muñecas son para las niñas y las tramas de instituto también. Aparte, está ese sentimiento que se percibe y que ya apuntaba en el artículo anterior sobre Project Mc2, y se resume en una frase que aparece en el merchandising de las DC Superhero Girls: "Move Over Boys" que creo que se traduce como un "Apartaos/Moveos, chicos" (que llegamos nosotras). 

Una taza con la leyenda "Apartaos chicos. ¡Las chicas están tomando el control!" 
¿La mejor publicidad? ¿Por qué no pueden ambos sexos compartir el mismo espacio sin que nadie se supedite a nadie? Imagen tomada de esta tienda online de merchandise y otros productos.

No sé por qué hay que hacer estas cosas, crear grupos femeninos y espacios femeninos para que las chicas puedan destacar en esos temas "que no son o no suelen ser para ellas". Me parece que al final terminan dando la razón al estereotipo, y que fuera del mundo "especial" y "girly" los hombres serán y seguirán siendo los que hagan las cosas "importantes". Es una forma sexista de "empoderar" a los personajes femeninos, pues sigue basándose en la diferencia entre sexos y partiendo de una premisa sexista, la de que hay espacios para cada sexo, y que los temas deben adaptarse a cada sexo también: ciencia "para chicas", superhéroes "para chicas"... ¿Por qué no hacer superhéroes para todos y ciencia para todos? Ciertamente, sí era precisa una reformulación de las superheroínas y "villanas" para adecuarlas al público infantil (la estética, sus motivaciones, personalidades...), pero debería haberse centrado en eso, en ofrecer una visión "para todos los públicos" y no tanto o no sólo "para chicas". Aunque está bien reivindicar a las superheroínas, lo ideal sería dar con un equilibrio, y que un producto como este hubiera podido estar dirigido a ambos sexos por igual. Si no, ¿de qué sirve contarles a las niñas que las superheroínas son "importantes" si eso mismo no lo perciben los niños varones del mismo modo? A mí personalmente me gusta que se ofrezca una cara más amable y relajada de los superhéroes, pero al mismo tiempo todo este universo puede acabar sintiéndose como muy "artificial", muy focalizado a vender muñecas, a presentar el personaje y desarrollarlo poco. Creo que las muñecas de las DC Superhero Girls van a triunfar más por lo que representan sus personajes, que por lo que son. 

Pero no puedo negar que lo que son las muñecas en sí, me gustan. A ver qué sucede con ellas y con la franquicia en general, cuya intención es más que buena (otra cosa es su desarrollo, como hemos visto, pero ya veremos qué sucede -¿terminarán sacando muñecos de los chicos también?-). 

Por último, ¿se animará Marvel a lanzar muñecas?

sábado, 24 de diciembre de 2016

Versiones de gran tamaño de muñecas y figuras

Esta es una entrada pequeñita, ya que no he podido terminar todavía la que tengo pendiente sobre las muñecas de Ladybug y DC Superhero Girls, pero quería hablar sobre un tema que, simplemente, me ha llamado la atención, y aprovechar para desearos a todos una Feliz Navidad y que paséis unas Felices Fiestas. 

El tema del que quiero hablar es el hecho de que ahora se puedan comprar versiones "gigantes" de algunas muñecas y figuras. Con esto no me refiero a las muñecas, por ejemplo, diseñadas a una escala grande, sino a versiones de juguetes conocidos, pequeños, que últimamente se están poniendo a la venta en su variante "gigante". Y lo que me hace especial ilusión es justamente eso, que cualquiera los puede adquirir en una tienda, no son algo especial o sólo para decorar las jugueterías. Las muñecas y figuras gigantes que conozco (¿habrá más?) son las siguientes:

PLAYMOBIL GIGANTE

La idea para esta entrada surgió a raíz de ver en las tiendas los Playmobil XXL, que miden nada menos que entre 60-65 cm. Hay tres modelos: Princesa, Caballero y Papá Noel: 


Imágenes tomadas de la web oficial de Playmobil España.

Cuestan 59.99 euros (precio de la tienda online oficial; en jugueterías los he visto por unos 65 euros), y son iguales que las figuritas originales: mueven los brazos, se pueden sentar, se les puede quitar la corona, el casco o el gorro que traen, y el caballero incluye una espada de goma para que los niños no se hagan daño. Ignoro cuánto pesan, pero se pueden desmontar como una figura de Playmobil al uso, así que se puede afirmar que es un auténtico Playmobil a gran escala.

Al parecer la primera figura en aparecer fue la de Papá Noel, algo obvio si pensamos que es una buena idea para la decoración navideña (en lugar del típico muñeco de Papá Noel grande se puede usar esta figura). Hasta ahora, no se vendían figuras grandes de Playmobil como juguete, todo lo más eran figuras para anunciar el producto en las tiendas pero no se podía jugar con ellas y eran huecas por dentro. La verdad es que estos Playmobil gigantes llaman muchísimo la atención, y sería genial que, además de figuras, sacaran muebles y animales. Porque teniendo en cuenta el enorme coleccionismo de esta marca que hay, especialmente entre los adultos, es muy posible que estas figuras tengan éxito (para exponerlas, decorar espacios, etc.), y lo suyo sería que se parecieran más a las pequeñas, con objetos para que puedan agarrar, y muebles en los que colocarlos. Creo que además los animales de Playmobil en talla grande también podrían ser todo un puntazo. 

BARBIE GRAN PRINCESA

Aunque lo que me decidió a escribir esta entrada fue esta muñeca, que me sorprendió mucho cuando la vi. Este verano ha llegado a las tiendas este modelo de Barbie que mide más de 43 cm (17 pulgadas) y que recibe el nombre de "Gran Princesa" (el nombre original es Endless Hair Kingdom). Su altura es básicamente la de una Nancy, pero comparada con la Barbie original la considero una muñeca gigante más para esta colección. ¡Una Barbie XXL!


Barbie Gran Princesa. Imagen tomada de la web oficial de Toys´rus España.

Su precio es de unos 34, 99 euros en la tienda online del Toys´rus, y posiblemente varíe en otras tiendas (euros arriba o euros abajo), así que digamos que cuesta más de treinta euros. Está completamente articulada, salvo los tobillos. Como detalle curioso, sus accesorios se pueden guardar dentro del peine. Hay más Barbies pertenecientes a esta línea del "Reino del Cabello Sin Fin" que ya estaban en tiendas, pues son el merchandising de la película Dreamtopia; aquí en este vídeo de Youtube tenéis el anuncio para España de estas muñecas y al final del mismo, la comparativa de una Barbie normal con esta "Gran Princesa". Que hayan creado esta Barbie gigante me ha llamado mucho la atención (no he visto la película, no sé si habrá alguna justificación en la misma para ello). Supongo que funciona como un híbrido entre el típico busto para peinar y la muñeca al uso.

MONSTER HIGH GRAN TAMAÑO


Frankie, Clawdeen y Draculaura de 43 cm. Imágenes tomadas de Amazon.com.

A estas muñecas ya las conocíamos, pero no está de más mencionarlas. Son las versiones "gigantes" de Frankie, Draculaura y Clawdeen. El nombre original de la línea es Frightfully Tall Ghouls, y son muñecas de estas MH, idénticas a las muñecas básicas originales de la primera oleada, pero con una altura de aproximadamente 43 cm (las muñecas normales les llegan más o menos por la cintura). Están completamente articuladas, al punto de poseer dobles articulaciones, por lo que su capacidad de articulación supera a la de las MH normales. A esta línea ya se ha sumado también Elissabat, idéntica a la original pero en gigante. Está al precio de 44, 99 euros en la tienda online de Toys´rus; en otras tiendas el precio puede fluctuar. Es la que parece estar actualmente disponible en tiendas; ignoro la disponibilidad de las demás.


La muñeca de "Elissabat-43 cm". Como se puede ver, incluye una peana como las MH originales. Imagen tomada de la web oficial de Toys´rus España.

Hay que decir que la primera muñeca de este tamaño fue, sin embargo, Gooliope Jellington, la MH gigante perteneciente a la línea Freak du Chic. No obstante, esta muñeca no puede considerarse una versión gigante de otra muñeca preexistente, por lo que no entra en la categoría de muñecas agigantadas que estamos manejando en este artículo. Gooliope es así "de verdad", es una gigante, y así lo atestigua el nuevo modelo que ha aparecido de esta monstruita para la reciente línea de piratas. Tan enorme como siempre.

SYLVANIAN FAMILIES/ CALICO CRITTERS GIGANTES.

De las adorables figuritas de animalitos del mundo Sylvanian también existen figuras gigantes en una gran variedad de tipos (aunque todas las que he visto representan diferentes clases de conejos, habría más) y tamaños, desde los 20-30 cm. a Sylvanian tan grandes como un niño pequeño. Incluso existen accesorios de gran tamaño para ellos, y son en todo idénticos a los originales. Ahora bien, las versiones más gigantes de estos adorables animalitos serían la excepción de esta lista, ya que al parecer sólo se suministran a las tiendas como decoración y no se ponen a la venta al público. Es una pena, ya que obviamente, los coleccionistas están más que interesados en ellos. Supongo que con el tiempo acabarán vendiéndose normalmente. En cuanto a las variantes tamaño muñeca, parece que sí se pueden adquirir, pero habría que preguntar en tiendas especializadas, donde habitualmente se venden estos juguetes (por lo menos en España) para saber cómo se consiguen, ya que en la web oficial no aparece información al respecto. Quizá los Sylvanian Gigantes sean los más difíciles de conseguir de estos juguetes a los que me estoy refiriendo.

Y estas son las versiones gigantes que conozco. ¡Feliz Navidad!

martes, 29 de noviembre de 2016

Muñecas Project Mc2

Este año hemos asistido a la aparición de nuevas colecciones de muñecas de las que todavía no he hablado, que giran en torno a dos temáticas: las ciencias y la tecnología, y el mundo de las superheroínas, estilo "magical girl" como Ladybug o bien como las famosas heroínas de DC cómics. Así que he decidido hacer un pequeño análisis de cada una de estas colecciones y su forma de venderlas. En este artículo comenzaré por las muñecas "científicas" de Project Mc2.

Project Mc2 es una nueva franquicia de muñecas creadas por MGA, la misma compañía que ideó las Bratz. Estas muñecas están teniendo una buena acogida en los Estados Unidos, con la aparición de nuevos productos que todavía tardarán en llegar a España, pero por aquí ya tenemos la primera ola de muñecas básicas, así como el llamado "bolso de espía", el "kit de laboratorio" y el diario interactivo. Parece que por fin MGA ha conseguido dar con un producto que puede volver a ponerle en la brecha del mundo muñequil, aunque el que vuelva a rivalizar con Mattel se antoja difícil. Por cierto que en España las está distribuyendo Famosa, pues claramente son una creación de MGA pero han debido de llegar a algún acuerdo aquí en España porque aparecen bajo la marca patria; no sé si pueden estar produciendo o colaborando en algún sentido. El caso es que, estando en España en manos de Famosa, hay muchas posibilidades de que todo el surtido que ya ha aparecido en USA termine llegando a nuestro país. Pero no se puede decir que sean "muñecas de Famosa" al uso, como la Nancy o el Nenuco.

Imagen promocional de estas muñecas en España, tomada de la web de El Corte Inglés.

El principal concepto en el que se basan las muñecas de Project Mc2 es el de "acercar a las chicas al mundo de la ciencia", y de hecho el eslogan de esta franquicia es "Smart is the new cool" (se podría traducir como "la inteligencia/ser inteligente es el nuevo cool /está de moda -en España se ha traducido oficialmente como "lo guay es ser inteligente"-). La idea para estas muñecas parte claramente del problema que se lleva advirtiendo de la menor presencia de las mujeres en el mundo de la ciencia; hay menos estudiantes femeninas en disciplinas tecnológicas y de ciencias puras en general, da la impresión de que las chicas están menos interesadas o motivadas en abrirse camino por allí, y por ello estas muñecas tratan de descubrirles a las niñas (a partir de los seis años) y preadolescentes lo fascinante que puede ser el mundo de las S.T.E.A.M., en inglés, Science (Ciencias, entendiendo por tales Química, Física, Biología...), Technology (Tecnología), Engineering (Ingeniería), Art (han incluido no obstante el Arte, lo cual me llama la atención), y Maths (Matemáticas). En torno a estas disciplinas se organizan los proyectos o experimentos que se proponen con cada muñeca, pues no sólo adquirimos esta, sino que en la caja se incluye un accesorio que, siguiendo las instrucciones propuestas, nos permitirá hacer cosas tan curiosas como una mini lámpara de lava o un colgante fluorescente. 



La muñeca básica de McKeyla, la protagonista, que incluye la carcasa de una lámpara de lava. Dentro de la caja vienen las instrucciones para fabricarla con ingredientes fáciles de conseguir.


Las muñecas incluyen una peana, peine y varios accesorios. Imágenes tomadas de amazon.com.

A su vez, pueden adquirirse maletines con más accesorios (de tamaño real) para continuar realizando experimentos, así como divertidos gadgets relacionados con el otro concepto en el que se basan estas muñecas: el mundo del espionaje. De ahí que muchos de estos artilugios o los propios maletines aparezcan "camuflados" con el aspecto de bolsos, útiles de belleza, etc. 


Los maletines para experimentos. Imágenes oficiales (España), tomadas de la web de El Corte Inglés.

Como es habitual a día de hoy, cada muñeca representa un personaje, cuya historia se nos cuenta en la serie de imagen real (en este caso no es de dibujos) del mismo título que podemos encontrar en Netflix (en castellano ya han aparecido tres temporadas). La trama tiene como protagonista a McKeyla McAlister (el título de la franquicia alude a la doble Mc del nombre de este personaje, una Mc al cuadrado que también hace referencia a la famosa ecuación), una espía adolescente que trabaja para una organización súper secreta que sólo tiene agentes femeninas. Infiltrada en un instituto para llevar a cabo una de sus muchas misiones, por fin se le permitirá echar raíces gracias a, curiosamente, ser descubierta por sus inteligentes compañeras, Bryden Bandweth, experta en últimas tecnologías y adicta al selfie, Camryn Coyle, que es la experta en ingeniería y por tanto, en construir artefactos (como su monopatín a reacción), y Adrienne Attoms, que se dedica a lo que ella llama "química culinaria" y es experta tanto en cocina como en reacciones químicas. McKeyla entonces deberá quedarse con este grupo para entrenarlas como espías, y por fin tendrá amigas. Y como vemos, cada uno de los cuatro personajes posee una especialidad, (McKeyla sería la menos definida poseyendo un poco de todas las habilidades), y se complementan en sus misiones (es gracioso el detalle de que todos sus nombres empiezan por la misma inicial, y parece que irán cubriendo todas las letras del alfabeto).


La muñeca básica de Bryden, la apasionada de la informática y las redes sociales, y su colgante fluorescente. Imágenes de amazon.com.

En cuanto al diseño de los personajes, cada una de las chicas tiene un estilo propio de vestir y presenta rasgos faciales y étnicos diferentes, con looks relativamente originales dentro del mundo muñequil (aunque podemos preguntarnos por qué Bryden evoca un poco a la Monster High Kjersti Trollson con gafas-pixel y todo, o por qué todas las amantes de las plantas tienen que ser pelirrojas -más abajo veréis a quién me refiero-). Esto hace que su aspecto resulte muy llamativo, y hay que decir que las actrices de la serie visten como las propias muñecas y se parecen a estas (o más bien sería al revés), y también utilizan en la serie los artilugios que luego pueden (o podrán) adquirirse en tiendas. En Estados Unidos ya han aparecido sets pequeños con artefactos tales como un detector de mentiras o un labial-grabadora. La propia McKeyla tiene un diario-tablet (una inteligencia artificial que camufla en una simple libreta, aunque el emoticono que la representa no deja de parecerme demasiado simplón) que puede remedarse con el "diario interactivo" que hay en tiendas, sustituyendo la tablet por nuestro propio móvil y descargando la app que permite completar el libro de actividades que incluye. También trae un rotulador de tinta invisible que se puede ver con una linternita especial, sonidos y una pulsera que interactúa con el "diario" (en este sentido me parece más completo que los diarios de otras franquicias).

El diario interactivo que simula ser un simple cuaderno. Imagen oficial (España) tomada de la web de El Corte Inglés.

Entrando en el análisis de las propias muñecas, estas están "completamente" articuladas (pueden adoptar cualquier pose y tocarse el rostro, si bien, como viene siendo habitual, el tronco es rígido y carecen de articulación en el tobillo), son bastante delgaditas y de aspecto adolescente, con grandes cabezas y largas melenas, con ojos de vinilo (no pintados), y largas pestañas postizas, lo que las hace diferenciarse de otras muñecas similares, y algo que me ha llamado la atención son sus pies. Esta es otra diferencia con las muñecas afines, ya que mientras que unas muñecas traen pie plano, otras traen pie en punta, no todas tienen los pies iguales. Es decir, McKeyla y Camryn (que tienen pies para zapato plano) no pueden usar los zapatos de Adrienne y Bryden (que traen pies de punta). No sé si esto puede suponer un handicap para estas muñecas, ya que dificulta el intercambio de zapatos entre ellas y el hacer cambios de estilo, que parece que MGA ha querido definirlo tanto que ha llegado a imposibilitar que algunas muñecas usen zapatos de tacón (al revés no pasa esto ya que están los típicos zapatos con cuña interna como los que usa la Barbie cuando lleva deportivas, por ejemplo). Curioso.


La muñeca básica de Camryn, la ingeniera. Incluye piezas para crear y personalizar un skate para la muñeca, en el que el personaje suele desplazarse. Imágenes de amazon.com.

En cuanto a la ropa y accesorios de estas muñecas, están realmente cuidados -luego se podría discutir si son un poco o muy estereotipados en relación a su rol en el grupo-, al menos dos de ellas incluyen gafas, y todas traen accesorios para el pelo. McKeyla sería la más hipster, el look de Bryden hace referencia a su pasión por la informática, el de Camryn es muy deportivo y la más girly sería Adrienne... que, un poco al estilo de lo que pasó con Draculaura, se está perfilando como uno de los personajes más populares. Quizá esto sea debido también a la dinámica de la serie: lamentablemente las personalidades de Bryden y Camryn están peor definidas (McKeyla es la prota, así que da igual porque siempre va a ser relevante en la trama), mientras que Adrienne tiene un carácter más marcado... Bueno, hay que comentar una curiosidad sobre Adrienne: es de origen español (sí, español de España XDD) e incluso al parecer su abuela española fue quien le enseñó los secretos de la química culinaria (?). Creo que esto puede haberse basado en la fama de los cocineros estilo Ferrán Adriá, porque si no, no me lo explico. (¿Tendrá alguna relación la inclusión de este personaje con Famosa? Porque hubiera sido más normal que fuera de origen latino...). Decir también que en la serie original Adrienne introduce muchas expresiones en castellano que con el doblaje al español lamentablemente se pierden, pero que le dan una característica forma de hablar, lo que sumado a su forma de ser, mezcla de algún que otro cliché de comportamiento español-latino y de la típica personalidad "girly" (femenina), terminan por convertirla en el personaje más individualizable y que quizá, pueda resultar más simpático a la audiencia infantil. La comparo con Draculaura porque parece que al final, el personaje vestido de rosa es el que más llama la atención, pero quizá sea porque es el que mejor encarna el contraste entre lo tradicional (dulce, rosa, femenino tópico) y lo nuevo (gusto por las ciencias en este caso; color negro y monstruos en el otro). Además todo el asunto de la cocina con experimentos químicos quizá resulte un poquito más original y accesible que los experimentos de otro tipo que, en una serie de estas características, terminan por convertirse en ciencia "muy de película".

La muñeca básica de Adrienne, la experta en química, y su volcán. Imagen tomada de amazon.com.


En estas imágenes (amazon.com) se pueden apreciar los ojos de vinilo de las muñecas, sus largas pestañas y cómo les quedan las gafas. Creo que los rostros son uno de los puntos fuertes de estas muñecas.

De hecho, entrando ahora en lo que es la crítica de la serie que se ha creado para vender estas muñecas (no tiene otro fin, después de todo), personalmente tengo que decir que no me ha gustado. Mientras que otras series (en este caso animadas), aunque se trate de productos infantiles con un fin comercial, se siguen con bastante gusto e incluso son entretenidas y tienen su intríngulis, en el caso de esta la he encontrado demasiado exagerada en su planteamiento y muy, muy infantil, casi a veces hasta extremos sonrojantes. Quizá el problema, aparte del hecho de ser de imagen real, por lo que quizá estás esperando un poco más de verosimilitud, sea que hayan mezclado el tema de la promoción de las ciencias entre el público femenino, con el tema de los espías adolescentes, y todo regado de clichés sexistas pese a todo. Me explico.

Imagen promocional de la serie de Netflix.

Yo entiendo la intención de estas muñecas y me parece buena. De hecho, las muñecas en sí, y los experimentos que las acompañan, me parecen una forma muy original de plantear unos juguetes. No tengo gran cosa que objetarles en tanto que tales. Incluso entiendo los artilugios "de espía" de juguete, como una barra de labios para mandar mensajes secretos y otras cosas así. Como juguetes, funcionan. Pero cuando se trata de armar una serie con esos elementos, el problema es que, quizá, deberían haberse decantado por uno de los dos aspectos y no entremezclar ambos. Una buena serie habría sido simplemente que un grupo de amigas aficionadas al estudio de las ciencias y la tecnología utilizaran sus habilidades y saberes para ayudar a sus compañeros de clase o familiares, o que incluso creasen por su cuenta un "club de detectives" o algo parecido y empleasen los artefactos ideados por ellas mismas para resolver los casos (como sucede en la serie original) pudiendo llegar a "salvar el día". Pero en este caso decidieron ir más allá, y los problemas de credibilidad empiezan cuando se mete una organización de espionaje "de verdad" y supervillanos por el medio y a adolescentes salvando el mundo. El tratamiento de sus misiones termina por ser tremendamente infantiloide y la propia serie se lo toma todo muy poco en serio (la ambientación, decorados, la actitud y reacciones de los personajes, todo está muy exagerado, y mira que estoy acostumbrada a las series de este tipo). Encima, como son agentes secretas, no pueden contar a nadie ninguno de sus logros, por lo que ¿de qué sirve que sean genios de las ciencias y salven el mundo si nadie se va a enterar? Si se trataba de promocionar el gusto por las ciencias, los personajes deberían ser recompensados por sus habilidades públicamente, no que al final, en el fondo, parezca que deban seguir pasando por "chicas normales un poco excéntricas si acaso". La serie y la propia franquicia no deja de partir en el fondo del cliché de que "para las chicas lo más importante es ser fashion" (algo que se relaciona con la necesidad de vender muñecas maniquí, no hay que olvidarlo) y por eso se hace tanto hincapié en "hacer ciencia con estilo" para "atraer" a las chicas, como si no se las pudiera atraer con la ciencia en sí, y de ahí que Adrienne sea el personaje que mejor encarne este concepto. Por otra parte que para que las chicas destaquen en ciencia sea preciso crear un grupo exclusivamente de chicas, que hagan las misiones, es más, que la propia organización secreta esté compuesta sólo por mujeres, hace que todo se vea aún más irreal, más extraño, incluso que resulte preocupante (¿hay que eliminar a los chicos para que las chicas puedan usar sus habilidades, destacar, y demostrar sus gustos "raros", "poco femeninos" sin sentirse cohibidas por, no sé, no gustar?) y termine por resultar más sexista al final, excluyendo a los varones como amigos y compañeros en el mundo de las ciencias pero también del espionaje. ¿Por qué hay que dejar a los chicos fuera de la ecuación? 






Las muñecas que todavía no han aparecido en España: Ember Evergreen, y su jardín en miniatura (a esto me refería con que parece que todas las amantes de las plantas son pelirrojas), y Devon D´Marco, con su pintura en relieve. Imágenes de amazon.com.

Esto, traducido al mundo muñequil, implica que vamos a tener más muñecas, pues ya han aparecido en la serie nuevas "chicas especiales" como la botánica-amante de las plantas-ecologista y la artista-grafitera (cuyas imágenes he puesto más arriba), así como nuevos modelos de las básicas, con nueva ropa y experimentos, pero ningún chico (y a menos que les dé por sacar algún personaje secundario como interés amoroso, lo cual dudo, han blindado la imposibilidad de que lleguen a existir personajes varones con eso de que sólo pueden formar parte de la organización mujeres). Como si el que apareciesen chicos fuese a crear problemas o rivalidades con las chicas o como dando a entender que, en el fondo, los chicos podrían hacerlo mejor o son los que van a hacer las "cosas serias". Todo este mundo de Project Mc2 termina por verse como muy aislado y fantasioso, como un grupito privado para hacer experimentos pero sin una verdadera traducción en el mundo real, algo que realmente anime al público femenino a tomarse en serio estas disciplinas más allá de un juego curioso e intrascendente. Aunque los propios juguetes se proponen como experimentos sencillos, se podría profundizar más en sus causas (se ofrecen explicaciones, sí, pero superficiales), entrando en la ciencia que hay detrás verdaderamente, para enseñarla, -es que al final cualquier "juguete de ciencias" resulta más completo- y aunque como digo, como juguetes a mí me parecen una novedad muy interesante y se avecinan otras aún mejores (como el coche), me pregunto si verdaderamente cuentan con solución de continuidad o una vez pasada la novedad terminarán por perder fuelle. No sé si podrá sostenerse como franquicia mucho en el tiempo. Así que la idea me gusta, el cómo se lleva a cabo, no, y me resultan interesantes las muñecas y los juguetes pero nada la serie y el marketing, y no me parece que se esté construyendo un universo detrás lo suficientemente sólido. El tiempo dirá. Y no hay chicos al mismo nivel que las chicas. Lo cual, proviniendo de MGA, creadores de los BratzBoys, es casi lo peor de todo.

El coche de Project Mc2, que todavía no se vende en España, tiene tubos de escape que emiten vapor de agua (pero no, no funciona con agua, sino con pilas, lástima). Es a control remoto. Imagen de amazon.com.

En Youtube podemos encontrar numerosos video-anuncios y pequeños especiales hechos por las propias actrices, que realizan experimentos reales en ellos además de presentar los juguetes. Están en inglés pero quizá sea uno de los aspectos más interesantes de esta franquicia, y casi recomiendo más estos vídeos que la serie en sí. Que no niego que al público infantil no le pueda entretener, pero sí que afirmo que, si la intención era promover el gusto por las ciencias y su aplicación práctica, igualmente ambientada en un instituto pero con una trama más realista, y personajes mejor definidos (y menos estereotipados) habría resultado un producto muchísimo mejor y sí habría cumplido con su supuesto objetivo, que es promover el estudio de las ciencias. De esta manera se queda en una serie que no se preocupa mucho por ofrecer explicaciones de ciencia reales, educativas, y en cambio se llena de esos típicos parlamentos de los personajes hablando de manera "científica" y "súper-complicada" pero sin decir nada realmente, dando soluciones más fantasiosas a los problemas que otra cosa. Vamos, que no la considero un buen producto para promover el gusto por la ciencia real y no sólo un acercamiento superficial y típico a esta. Existen formas de hacer atractivo este tema sin recurrir a los tópicos de siempre.

El "detector de mentiras" -que se camufla como una caja de caramelos-es uno de los "mini-experimentos" o gadgets que ya se venden en Estados Unidos, dada la buena acogida de esta nueva franquicia. Es de esperar que, si todo va bien, lleguen a España. Imagen de amazon.com.

Aparte, el marketing de esta línea de muñecas me parece un agravio comparativo hacia las Ciencias Sociales y las Humanidades: si estar más interesado en estas, es ser tonto o tonta, pues vaya. Que además suelen ser las disciplinas hacia las que socialmente suelen ser dirigidas las mujeres, por lo que, qué casualidad, aquello en lo que hay más chicas, casi siempre está considerado como peor. Por otra parte aunque "ciencia" se asocia a las llamadas ciencias puras o exactas, todo es en realidad ciencia: el propio arte es objeto de estudios científicos en tanto que arte, es una disciplina seria como las demás, -me sorprende que lo hayan incluido como materia con la que experimentar, aunque supongo que es para "atraer más a las chicas" con algo más "familiar" para ellas- y de igual manera tenemos la ciencia del Derecho, de la Educación, de la Literatura, la Filosofía, la Sociología, etc. 

Además, el propio eslogan "lo guay es ser inteligente" implica que, hasta este momento, las chicas, para ser femeninas, para ser "cool", debían ser o parecer unas tontas superficiales, lo que supone en parte reforzar ese estereotipo. Entiendo lo que el eslogan quiere decir, la intención, pero de nuevo, está mal asociar "inteligencia" a un único tipo de disciplinas científicas (curiosamente, los campos científicos asociados a lo masculino; esas son las que valen, las que molan). No sé, me parece un marketing desafortunado que como siempre en el mundo muñequil, parte de clichés muy cerrados sobre lo que es una chica y lo que le gusta o debe gustar. Tampoco entiendo por qué sólo hay que conseguir que las niñas se interesen por la ciencia: ni las chicas por ser chicas presentan menos interés (que se lo quiten o las orienten hacia otro lado es otra cosa, pues queda claro que hasta ahora, las chicas eran "unas tontas" a las que sólo les interesaba la moda y maquillarse-y por cierto, les debe seguir interesando forzosamente-) ni los chicos por ser chicos ya nacen sabiendo y entendiendo matemáticas o física. ¿Cuántos chicos hay a los que ni siquiera les gustan las ciencias o son malos en ellas? Pero bueno, últimamente sólo se pueden vender muñecas a las niñas y por tanto, casi casi parece que hay que aislarlas y hacer todo lo posible para evitar que caigan en manos de algún niño varón que pueda tener interés en la lámpara de lava de McKeyla o en McKeyla en sí. No deja de ser un contrasentido, si ser "científica" es "cool" ¿por qué aislarlo del resto de aspectos de la vida y de la sociedad? ¿Por qué ocultarlo como en el fondo sucede en la serie (de hecho el hincapié que se hace en la publicidad de que son "chicas normales muy inteligentes"... es preocupante: a ver, o son normales o son muy inteligentes, no sé por qué tendrían que avergonzarse por ser esto último o por no ser "normales")? Lo más triste es que todo esto se ampara en los intentos por promover la ciencia entre las estudiantes, por lo que parece positivo y muy bonito, pero la forma de plantearlo es de lo más rancia y sexista. Es como viajar atrás en el tiempo, aunque el envoltorio sea muy moderno y parta de buenas intenciones. Las mismas de las que se suponía que partían las nuevas fashionistas de Barbie y que ya critiqué en su día, porque el resultado va contra lo que se dice defender. Aunque se intente luchar contra el estereotipo de que a las chicas no les gustan las ciencias, al forzar el que todo sea muy femenino para justificar que hacer ciencia mola porque puedes ser cool, estar en la onda, y que puedes seguir siendo femenina "pese" a ello, lo que se refuerza es que esto último sigue siendo lo más importante para una chica, y que las ciencias están muy bien pero son secundarias, porque en el fondo lo que define a una chica como tal es ser "una chica" conforme a los cánones y clichés, y no lo que le haga o a qué se dedique, eso es un añadido (y si es cool mejor). Vamos, que luchar contra un estereotipo con otro estereotipo igual de tonto no es la mejor idea, por muy buena intención que se tenga.

El labial-grabadora (todavía no se vende en España). Creo que es un poco cantoso (¿por qué tiene pilas tu labial? XD) pero al menos el mensaje grabado sólo puede escucharse cuando se coloca en la polvera, así que está seguro. Imagen de amazon.com.

En fin... no creo que deba despertarse el interés por la ciencia de maneras distintas en función del sexo, sino haciendo que las ciencias resulten verdaderamente amenas, prácticas y accesibles. 

Como resumen: las muñecas y los juguetes en cuanto tales, están bastante bien, pero como fomentadores de la ciencia, no tan bien. Pese a ello, y en tanto que con sus juegos las niñas y niños pueden hacer lo que les dé la gana con ellos, pueden constituir una buena opción de compra (también para los coleccionistas), suponiendo algo nuevo y fresco en el mundo muñequil sobre un concepto poco utilizado. Lamentablemente la forma de vender estas muñecas, el desarrollo del concepto, y la serie no me gustan nada, sobre todo por darle más importancia a la trama absurda de espías que a la ciencia. Y esto a la postre sé que va a lastrar el desarrollo de una idea bastante buena... si no hubiera sexismo de por medio. 

Como curiosidad final, decir que la líder de la organización de espionaje ultra secreto, que vemos siempre a través de una pantalla y cuyo nombre en clave es Codorniz, es la actriz Danica McKellar, (pareciera que el nombre de la protagonista se basa en su apellido ¿verdad?), la famosa Winnie Cooper de la serie "Aquellos maravillosos años", que es matemática en la vida real. Es decir, es una científica en la realidad, como sucede con Mayim Bialik (Amy Farrah Fowler en Big Bang Theory o la inolvidable Blossom). Danica McKellar incluso escribió un libro para demostrar a las chicas que las matemáticas pueden ser divertidas y luchar contra el estereotipo de que las ciencias y en concreto las matemáticas no son para ellas -al parecer es un estereotipo muy arraigado en USA; en España yo creo que las matemáticas tienen el sambenito de ser aburridas e incompresibles para todos en general, sin más-. Me figuro que la contrataron por todo esto, pero no puedo dejar de pensar que está muy desaprovechada. Si no lo llego a mirar en la wikipedia, ni idea tenía de que era matemática. 

Y este ha sido otro de mis artículos de crítica, que llevaba un tiempo sin hacerlos XDD. El próximo, sobre otro tipo de heroínas.